• Sistemas de defensa aérea S-400, de fabricación rusa.
Publicada: jueves, 30 de abril de 2020 22:08
Actualizada: viernes, 1 de mayo de 2020 2:39

El embajador de Rusia en Irak ha anunciado que su país está dispuesto a proporcionar a Bagdad sistemas antimisiles S-400 una vez que haga una solicitud oficial.

La parte rusa, hasta el momento, no ha recibido una solicitud oficial al respecto (…) Es muy temprano para exponer los detalles. Por lo tanto, digo que nosotros (los rusos) cumpliremos con la solicitud de los iraquíes una vez que hagan tal oferta”, ha indicado este jueves Maxim Maximov.

En una entrevista concedida a la agencia de noticias iraquí Al-Ahad, en idioma árabe, el diplomático árabe ha recalcado que los recientes acontecimientos en el país árabe “han aumentado el interés de los iraquíes para la adquisición de unos sofisticados sistemas de defensa aérea, “especialmente el S-400”.

A principios del mes de abril, el Comité de la Seguridad y de la Defensa del Parlamento iraquí solicitó oficialmente al Gobierno que compre los sistemas de misiles tierra- aire rusos S-400 para aumentar la seguridad del territorio árabe.

Estados Unidos, no obstante, advirtió a Irak sobre las consecuencias de extender las cooperaciones militares con Rusia y alcanzar acuerdos para comprar armamentos avanzados, particularmente los sistemas antimisiles S-400.

 

La solicitud del Parlamento iraquí sobre el S-400 ocurrió luego de que EE.UU. decidió recientemente instalar sus sistemas de defensa aérea Patriot en el aeródromo militar Ain al-Asad, situado en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar, por temor de una escalada con las fuerzas de Resistencia iraquí.

Las autoridades iraquíes, al parecer, están perdiendo confianza en EE.UU. y pese a recibir amenazas de sanciones desde Washington, dirigen su mirada al mercado ruso para defenderse de eventuales ataques. Bagdad ha dejado claro que tiene derecho legítimo a importar cualquier arma de cualquier país.

Irak exige más que nunca la salida de tropas estadounidenses, particularmente, después de que Washington ordenara el 3 de enero un ataque selectivo en Bagdad que mató al comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y al subcomandante de las Al-Hashad Al-Shabi, en árabe, Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros compañeros.

El país árabe cuenta ya con varios helicópteros rusos modelo Mi-35M y Mi-28N, aviones de asalto Sujoi tipo Su-25 y otros equipos militares, como tanques de clase T-90S. Utilizó dicho armamento en su lucha contra los terroristas del EIIL (Daesh, en árabe), a los que expulsó definitivamente a finales de 2017.

myd/rha/mjs