• Ciudadanos iraquíes protestan en una localidad cerca de Bagdad, la capital, 5 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 6 de octubre de 2019 19:13
Actualizada: jueves, 17 de octubre de 2019 20:32

El portavoz del Ministerio iraquí del Interior, Saad Maan, ha subrayado que hay manos negras detrás de las recientes protestas en Irak.

Los voceros de los Ministerios de Defensa, Interior, Salud y el Comando de Operaciones Conjuntas de Irak han celebrado una conferencia de prensa este domingo a fin de aclarar todo lo relacionado con las manifestaciones que se han venido sucediendo desde el martes pasado en el país árabe.

“Durante las recientes protestas no ha habido enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad y ninguna fuerza de seguridad ha disparado directamente contra los manifestantes”, ha señalado Saad Maan.

Asimismo, el portavoz del Ministerio de Defensa, el general de división Tahsin al-Jafari, ha informado de que, hasta la fecha, 104 personas han perdido la vida, entre ellas ocho miembros de las fuerzas de seguridad.

Durante las recientes protestas no ha habido enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad y ninguna fuerza de seguridad ha disparado directamente contra los manifestantes”, ha señalado el portavoz del Ministerio iraquí del Interior, el general de brigada Saad Maan.

 

Al-Jafari también ha añadido que durante las protestas 6600 personas han resultado heridas y ocho centros de los diferentes partidos políticos han sido incendiados.

Por su parte, el portavoz del Ministerio de Salud, Rifaq al-Araji, ha desmentido por completo las noticias que apuntaban a una escasez de medicamentos y equipos médicos, y ha asegurado que van a tratar a todos los manifestantes y fuerzas de seguridad que han resultado heridos.

El Comando de Operaciones Conjuntas de Irak ha hecho hincapié, a su vez, en que las fuerzas de seguridad cumplirán con su deber de velar por las delegaciones diplomáticas y agencias gubernamentales.

Ante la situación vivida en los últimos días en Irak, algunos medios árabes y occidentales, entre ellos los de Arabia Saudí, han tendido a exagerar lo que en realidad acontecía en las protestas con el objetivo de beneficiarse políticamente de ello, además de acusar a las fuerzas de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de reprimir a los manifestantes y promover la violencia en el país árabe.

LEER MÁS: Gobierno de Irak anuncia medidas sociales en respuesta a protestas

LEER MÁS: El gran ayatolá Sistani llama a evitar violencia en las protestas

Las fuerzas populares fueron básicamente organizadas para luchar contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y, por lo tanto, no han estado implicadas de forma alguna en las manifestaciones.

Pese a que algunos medios occidentales y árabes intentaron incitar a una mayor violencia y aprovecharse de las protestas para alcanzar sus objetivos políticos, ahora la tranquilidad está retornando a Irak, por lo que las autoridades iraquíes levantaron el toque de queda impuesto el jueves.

LEER MÁS: El toque de queda en Bagdad se levanta tras días de protesta

nsr/anz/hnb

Comentarios