• El primer ministro iraquí, Adel Abdul-Mahdi, en una reunión de su Gabinete en Bagdad, 22 de agosto de 2019. (Foto: pmo.iq)
Publicada: domingo, 15 de septiembre de 2019 13:18
Actualizada: lunes, 16 de septiembre de 2019 1:03

El Gobierno de Irak rechaza las acusaciones de su supuesta implicación en ataque con drones contra instalaciones vitales de la compañía petrolera saudí Aramco.

“Irak niega lo que ha circulado por algunos medios y redes sociales sobre el uso de su territorio para atacar instalaciones petroleras saudíes con drones (aeronaves no tripuladas)”, ha señalado este domingo la Oficina del primer ministro iraquí, a través de un comunicado.

La reacción de Irak se produce en respuesta a las imputaciones en torno a que los aviones teledirigidos que atacaron el sábado dos instalaciones vitales en Buqayq y Khurais de la compañía petrolera saudí Aramco, en el este del reino árabe, partieron del territorio iraquí.

Al respecto, el Gobierno de Bagdad ha reafirmado su compromiso constitucional de prohibir el uso de su territorio para cometer agresiones contra sus vecinos y ha asegurado que “actuará firmemente contra cualquiera que intente violar la Constitución” del país.

Irak niega lo que ha circulado por algunos medios y redes sociales sobre el uso de su territorio para atacar instalaciones petroleras saudíes con drones”, afirma la Oficina del primer ministro iraquí.

 

Por otro lado, el Gobierno iraquí ha pedido una solución política a la crisis de Yemen, y ha llamado a la comunidad internacional a que cumpla con su responsabilidad humanitaria de detener la guerra contra el país más pobre del mundo árabe.

“La guerra en Yemen no beneficia a ninguna parte y no tiene otro resultado que causar destrucción y una masacre”, ha advertido.

LEER MÁS: Informe: Guerra saudí contra Yemen deja más de 91 mil muertos

En un ataque de represalia por los crímenes que lleva cometiendo Riad contra Yemen desde marzo de 2015, el Ejército yemení, respaldado por el movimiento popular Ansarolá, atacó con 10 aeronaves no tripuladas dos instalaciones vitales de la compañía saudí Aramco en Buqayq y Khurais.

Por su parte, el régimen de los Al Saud reconoció que la certera ofensiva yemení redujo drásticamente su producción de petróleo, precisando que los ataques interrumpieron la producción de 5,7 millones de barriles de petróleo saudí, una cifra que equivale a casi el 50 % de la producción total de la petrolera Aramco.

LEER MÁS: Acciones de Arabia Saudí y sus aliados caen tras ataques yemeníes

fmk/anz/hnb

Comentarios