• Representantes de los grupos de la Resistencia de Irak, reunidos en el consulado de Irán en la ciudad iraquí de Nayaf, 13 de abril de 2019.
Publicada: domingo, 14 de abril de 2019 6:15
Actualizada: domingo, 14 de abril de 2019 8:09

Sin el apoyo del Cuerpo de Guardianes de Irán, Daesh ya habría controlado cuatro o cinco países del mundo, han anunciado los grupos de la Resistencia iraquí.

Representantes de varios grupos de la Resistencia Islámica de Irak condenaron la medida del Gobierno de Donald Trump de incluir al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en la denominada lista de “organizaciones terroristas” extranjeras, bajo falsas acusaciones contra dichas fuerzas que lucharon contra los terroristas de Daesh (acrónimo árabe de EIIL).

La nota emitida el sábado en el consulado de Irán en la ciudad de Nayaf, elogia el papel del CGRI en apoyo a Bagdad en el combate al terrorismo, en concreto en la liberación de las ciudades iraquíes de las garras de este flagelo.

Por su parte, Abu Farqad al-Sadavi, miembro de la Organización Badr, tachó de “ridícula” la decisión en cuestión del Gobierno de Estados Unidos, ya que este ha sido “el primer patrocinador del terrorismo en el mundo”. “Es EE.UU. el que creó Daesh (acrónimo árabe de EIIL), el Frente Al-Nusra (ahora denominado Frente Fath Al-Sham) y otros grupos terroristas”.

Desarrollando su postura, Al-Sadavi hizo referencia a unas declaraciones de Trump durante su campaña electoral en 2016, en las que indicó que Daesh había sido creado por la exsecretaria estadounidense de Estado Hillary Clinton, junto con el entonces presidente Barack Obama.

Es EE.UU. el que creó Daesh (acrónimo árabe de EIIL), el Frente Al-Nusra (ahora denominado Frente Fath Al-Sham) y otros grupos terroristas”, asegura Abu Farqad al-Sadavi, miembro de la Organización Badr, condenando la inclusión por parte de Washington del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI) en su denominada lista de “organizaciones terroristas” extranjeras.

 

A modo de respuesta al anuncio de Trump, el CGRI advirtió al inquilino de la Casa Blanca que su decisión solo fomentará la determinación de las Fuerzas Armadas iraníes para aumentar sus capacidades.

El comandante de la Fuerza Terrestre del Ejército de Irán, el general de brigada Kiumars Heidari, alertó de que con tal medida Washington ha puesto en peligro la seguridad de sus propias fuerzas.

Con las mismas argucias empleadas contra el CGRI, Washington ahora intenta persuadir a Bagdad para desarmar a la Organización Badr, Kataib Hezbolá de Irak, las Brigadas Abulfaz Al-Abás, Asaib Ahl Al-Haq y Harakat Hezbolá Al-Nuyaba, según reveló en enero la cadena saudí Al Arabiya.

Esto mientras, las milicias de la Resistencia iraquí desempeñaron un rol determinante en la derrota de Daesh. De hecho, el Gobierno de Bagdad ha alabado la contribución de los combatientes de dichos grupos en la lucha antiterrorista.

tqi/ctl/snz/msf

Comentarios