• El vicesecretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Naim Qasem.
Publicada: viernes, 12 de abril de 2019 8:55

Hezbolá califica la decisión de EE.UU. de designar como terrorista al CGRI de Irán de “una violación flagrante de los derechos de un Estado soberano”.

“Las sanciones de EE.UU. contra el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán se considera como una flagrante violación de los derechos de un Estado soberano. Desde la victoria de la Revolución Islámica en Irán (1979), el país persa siempre se enfrentó con varios problemas, pero siempre ha salido fortalecido”, declaró el jueves el vicesecretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Naim Qasem.

Qasem añadió que EE.UU. mediante las sanciones económicas busca someter al eje de la Resistencia, sin embargo, los grupos de la Resistencia seguirán con su rol constructivo en la región.

El alto funcionario de Hezbolá dijo que “Estados Unidos está trabajando para crear un nuevo Oriente Medio, donde busca controlar sus fronteras, su política y su economía, para que ninguno de los países de la región pueda actuar independientemente de EE.UU.”.

Las sanciones de EE.UU. contra el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán se considera como una flagrante violación de los derechos de un Estado soberano. Desde la victoria de la Revolución Islámica en Irán (1979), el país persa siempre se enfrentó con varios problemas, pero siempre ha salido fortalecido”, declara el vicesecretario general del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Naim Qasem.

 

El pasado lunes, el presidente estadounidense, Donald Trump, incluyó al CGRI en su lista de “organizaciones terroristas” extranjeras, al tiempo que ha acusado a las fuerzas militares de Irán de “financiar y promover el terrorismo como una herramienta de la política”.

La medida de EE.UU. contra el Cuerpo de Guardianes iraní ha provocado un aluvión de rechazos y protestas en muchos países, incluso de aliados de Washington. Analistas pronostican que la acción de la Casa Blanca no tendrá resultado alguno, excepto, hacer escalar las tensiones en el suroeste de Asia.

El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, por su parte, resaltó el miércoles que “si el CGRI no hubiera luchado junto con los valientes pueblos de Irak y Siria”, el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) “habría retenido dos capitales árabes y desplegado un ejército terrorista a las puertas de Europa”.

A su vez, el CGRI afirmó que “dará lecciones inolvidables” a Washington por declararlo “grupo terrorista”, una medida que tachó de “ilegal, no convencional y sin precedentes”.

El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán alertó a Washington que, por la medida contra el CGRI, tratará a las fuerzas estadounidenses como “terroristas”.

mkh/ktg/fmk/hnb

Comentarios