• Miles de simpatizantes del opositor hondureño, Salvador Nasralla, marchan frente al Tribunal Supremo Electoral en Tegucigalpa, 3 de diciembre de 2017.
Publicada: martes, 5 de diciembre de 2017 6:30

La Misión de Observación Electoral (MOE) de la OEA en Honduras pone en entredicho los resultados de los comicios presidenciales en el país centroamericano.

“El estrecho margen de los resultados, así como las irregularidades, errores y problemas sistémicos que han rodeado esta elección, no permiten a la Misión tener certeza sobre los resultados”, indicó la MOE de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Honduras en un comunicado divulgado el lunes.

En la nota, el organismo resalta varias anomalías producidas durante las elecciones del pasado 26 de noviembre en Honduras, entre ellas, la incitación a los electores “a votar de forma pública”, el “acercamiento de representantes partidarios a los electores para llevar control de la intención de voto” y la “compra de votos” en tres departamentos.

Denuncia, además, que desde la mañana del día de las elecciones y “a lo largo de todo el día” circularon los resultados de las encuestas de boca de urna, hecho que viola la ley electoral del país centroamericano, que “prohíbe publicarlos hasta dos horas después” del cierre de las mesas electorales.

“(…) la Misión pudo observar cómo estas [encuestas] fueron utilizadas como herramientas de propaganda más que de información”, apostilla.

El estrecho margen de los resultados, así como las irregularidades, errores y problemas sistémicos que han rodeado esta elección, no permiten a la Misión tener certeza sobre los resultados”, indica la Misión de Observación Electoral (MOE) de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

En esta misma línea, menciona múltiples irregularidades en la forma en que llegaron las actas de votación al lugar del escrutinio, con maletas abiertas o incompletas, “en ocasiones faltando el acta, las hojas de incidencias y/o los cuadernos de votación, y que algunas no contenían ninguno de los mecanismos de seguridad”.

De acuerdo con datos proporcionados el lunes por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), el presidente Juan Orlando Hernández, del Partido Nacional, aparece al frente con cerca del 42,98 de los votos mientras que el candidato opositor Salvador Nasralla obtiene el 41,39 % del escrutinio.

No obstante, los resultados iniciales mostraban que Nasralla lideraba el escrutinio de votos. Al día siguiente, el organismo electoral anunció que Hernández estaba cerrando la brecha. De repente, dejó de publicitar el recuento, alegando que su sistema electrónico había fallado, lo que provocó críticas de los observadores electorales de la Unión Europea (UE).

El anuncio de que Hernández había superado a Nasralla en el conteo de votos fue recibido con incredulidad, y provocó múltiples manifestaciones en el país, que se han saldado hasta el momento con al menos 7 muertos. Para evitar el caos en las calles, Hernández estableció el viernes un toque de queda impuesto por los militares en todo el país. 

mnz/nii/

Comentarios