• Hondureños piden la renuncia del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, Tegucigalpa, 16 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 17 de octubre de 2019 0:54
Actualizada: jueves, 17 de octubre de 2019 6:06

Miles de hondureños han salido a las calles para exigir la renuncia del presidente del país por denuncias que lo vinculan con el narcotráfico.

Cerca de 5000 manifestantes opositores han marchado este miércoles por las calles de Tegucigalpa (la capital) para demandar la salida del mandatario Juan Orlando Hernández, conocido como JOH, por vínculos con el narcotráfico, pues, al parecer, habría recibido dinero del crimen organizado para las campañas políticas que lo llevaron al poder.

“Fuera JOH, fuera narcodictador”, ha sido el grito lanzado por los indignados mientras ondeaban banderas del Partido Liberal (PL, derechista), pidiendo la renuncia de Hernández.

En este sentido, el excandidato presidencial por el PL en las elecciones de 2017, Luis Zelaya, ha dicho ante los manifestantes que “no puede continuar en el Gobierno una persona señalada por narcotráfico”, para luego añadir que el presidente debe abandonar el poder para “reconstruir el Estado de derecho”, que, a su juicio, se ha visto vulnerado con el juicio al hermano del presidente en Estados Unidos.

LEER MÁS: Presidente hondureño, implicado en tráfico de drogas a EEUU

Los hondureños ya realizaron el pasado 11 de octubre otra marcha hacia la Fiscalía en Tegucigalpa, gritando “Fuera JOH” y exigiendo la renuncia del mandatario y también del fiscal general, Oscar Chinchilla, que, conforme al exdirigente del movimiento Los Indignados Miguel Briceño, “están implicados en actos de corrupción y de narcotráfico”.

LEER MÁS: En Honduras repercute juicio de hermano del presidente

Fuera Juan Orlando Hernández, fuera narcodictador”, dicen los manifestantes.

 

El hermano menor del presidente, Juan Antonio “Tony” Hernández, fue arrestado en noviembre de 2018 en Miami (sureste de EE.UU.) por acusaciones de narcotráfico. La Fiscalía del distrito sur de Nueva York afirmó en su día que “Tony” Hernández operaba “con total impunidad” y que pertenecía a “una organización auspiciada por el Estado que distribuyó cocaína durante años”, además de señalar que, mediante dicha organización, el presidente Hernández recibió millones de dólares en sobornos. Durante el juicio al hermano del mandatario comparecieron como testigos grandes capos confesos, que colaboraron con la Fiscalía para probar su implicación en los delitos que se le imputaban.

A este respecto, los hondureños consideran inadmisible que su presidente se haya aliado con capos de la droga, como el narcotraficante mexicano Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán, para traficar con estupefacientes.

LEER MÁS: Continúa juicio contra hermano del presidente de Honduras

LEER MÁS: Fiscal de EEUU: Presidente de Honduras recibió soborno del Chapo

El gobernante admitió en 2015 que en su primera campaña presidencial recibió dinero de empresas vinculadas a un enorme escándalo de corrupción en el país, pero aseguró que desconocía el origen de los recursos.

A pesar de que Hernández desmiente cualquier vínculo con los narcotraficantes, los hondureños, tras las últimas pruebas en contra de su presidente, han renovado sus protestas para pedir su renuncia.

Efectivamente, la oposición hondureña y muchos observadores han alertado de que los Hernández y el gobernante Partido Nacional (PN) han convertido a Honduras en un narcoestado.

El pasado martes, diputados de la oposición presentaron en el Congreso del país centroamericano una propuesta para que el mandatario sea sometido a un juicio político, si bien no hay posibilidades de éxito por el control que ejerce el oficialismo en el Legislativo, donde tiene mayoría.

LEER MÁS: Oposición hondureña pide renuncia de Orlando por vínculos con narco

Un total de 24 hondureños acusados de narcotráfico fueron extraditados durante las administraciones de Hernández, y otros 12 se entregaron a la Justicia estadounidense al ser buscados por el mismo delito.

Mientras tanto, el Ministerio Público hondureño trató de limpiar su imagen al presentar supuestas órdenes de busca y captura contra narcotraficantes hondureños, pero eximiendo de las mismas al hermano del presidente.

mrp/anz/ftn/alg

Comentarios