• Hondureños exigen renuncia de presidente por nexos con el narco
Publicada: jueves, 10 de octubre de 2019 6:33

Cientos de personas exigieron a Juan Orlando Hernández que deje la Presidencia de Honduras, tras acusarlo de usar dinero del narco para su campaña electoral.

Los manifestantes se concentraron en el parque central de Tegucigalpa (la capital hondureña) gritando consignas contra el presidente, señalado en una corte estadounidense de Manhattan de haber recibir dinero del narcotráfico para sus campañas que lo llevaron al poder.

En plena protesta, decenas de policías atacaron intempestivamente con gas lacrimógeno a los manifestantes, que se vieron obligados a dispersarse, aunque algunos atacaron con piedras a los agentes, entre el humo que se dispersaba por las calles.

“Está comprobado en las cortes de Nueva York que Juan Orlando Hernández es un narco”, subrayó un ingeniero de 52 años en la marcha de indignados que dirigían hacia la sede presidencial con carteles de “fuera JOH” (las iniciales del nombre del mandatario).

Está comprobado en las cortes de Nueva York que (el presidente hondureño) Juan Orlando Hernández es un narco”, subrayó un manifestante en una protesta celebrada en Tegucigalpa.

En la misma jornada, en otro punto de la ciudad, partidarios de Hernández se congregaron para respaldar al mandatario, que enfrenta delaciones de excapos de la droga, quienes lo han señalado durante un juicio que se le sigue a su hermano menor, detenido en Estados Unidos.

“El presidente no es responsable de lo que ha hecho su hermano. Él ha luchado y sigue luchando contra los criminales y narcotraficantes que ahora lo acusan”, dijo Marta Izaguirre, una universitaria de 25 años, en la concentración oficialista.

LEER MÁS: Continúa juicio contra hermano del presidente de Honduras

Por su parte, Hernández, que gobierna el país dos periodos, 2014-2018 y de seguido hasta el 2022, aseguró que el juicio contra su hermano es usado por narcotraficantes e incluso expolicías que fueron extraditados a Estados Unidos durante su Gobierno para vengarse de él y de funcionarios que los persiguieron.

El segundo mandato presidencial de Hernández ha estado marcado por protestas periódicas, denuncias de fraude electoral y violación a la Constitución que prohibía la reelección. La oposición le ha pedido que dé un paso al costado.

 

LEER MÁS: EEUU acusa a Gobierno de Honduras de funcionar como narcoestado

El gobernante admitió en 2015 que en su primera campaña presidencial recibió dinero de empresas vinculadas a un enorme escándalo de corrupción en el país, pero aseguró que desconocía el origen de los recursos.

A pesar de que Juan Orlando Hernández desmiente cualquier vínculo con los narcotraficantes, los hondureños, tras las últimas pruebas en contra de su presidente, han renovado sus protestas para pedir su renuncia.

Efectivamente, la oposición hondureña y muchos observadores han alertado de que los Hernández y el gobernante Partido Nacional (PN) han convertido a Honduras en un narcoestado.

El martes, diputados de la oposición presentaron en el Congreso una propuesta para que el mandatario sea sometido a “juicio político”, si bien no hay posibilidades de éxito por el control que ejerce el oficialismo en el Legislativo, donde tiene mayoría.

LEER MÁS: Quesada: Juan Orlando Hernández preside un narcogobierno

mag/ncl/mnz/hnb

Comentarios