• Maja Kocijancic, portavoz de la Diplomacia europea.
Publicada: martes, 5 de noviembre de 2019 23:43
Actualizada: miércoles, 6 de noviembre de 2019 1:49

La Unión Europea (UE) pide a Irán que respete sus compromisos nucleares y evite cualquier medida que mine el acuerdo nuclear.

“Es una cuestión de seguridad, no solo de la región o de Europa, sino de todo el mundo, es un acuerdo internacional que fue respaldado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y creemos que debe permanecer en su lugar”, ha dicho este martes la portavoz de la Diplomacia Europea, Maja Kocijancic.

La diplomática insiste en que la UE pide a Irán que cancele cualquier actividad y abandone toda medida que pueda “socavar” la preservación e implementación del Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC, o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Según ha explicado, Europa sigue comprometida con el cumplimiento del acuerdo nuclear, pero subraya que el futuro del pacto depende de que Irán lo acate.

Es una cuestión de seguridad, no solo de la región o de Europa, sino de todo el mundo, es un acuerdo internacional que fue respaldado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y creemos que debe permanecer en su lugar”, ha dicho la portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior, Maja Kocijancic.

 

Horas antes, el presidente de Irán, Hasán Rohani, confirmó que su país a partir de este miércoles 6 de noviembre dará un cuarto paso en la reducción de sus compromisos con el acuerdo nuclear debido a que Europa no está cumpliendo con su parte. No obstante, ha reiterado que todas esas medidas son reversibles, es decir, si los otros firmantes respetan sus compromisos, Teherán también lo hará.

LEER MÁS: Irán pone en marcha una cadena de 30 centrífugas IR6 avanzadas

En respuesta, Alemania y Francia han tachado de “inaceptable” la decisión de Irán y le exigen volver al acuerdo.

Rusia también ha manifestado su preocupación, aunque ha culpado a Estados Unidos de la decisión de Irán de reanudar el enriquecimiento de uranio en la planta de Fordo.

“Para nosotros, las medidas anunciadas por la parte iraní de continuar reduciendo los compromisos voluntarios que asumió en el marco del JCPOA no han sido una sorpresa”, señala Sergéi Riabkov. La decisión de Teherán era “de hecho, inevitable”, ya que “Irán no obtiene ningún beneficio económico del cumplimiento del JCPOA”, explica.

Irán había dado tres pasos en la reducción de su al respecto. En primer lugar, suspendió la venta de uranio enriquecido y el excedente de agua pesada —como establecía el convenio—, en un segundo paso, aumentó el enriquecimiento de uranio por encima de los niveles acordados en el documento, es decir, el 3,67 % y, en un tercero, activó una cadena de 20 centrifugadoras IR4 y 20 centrifugadoras IR6.

lvs/hnb/nii/

Comentarios