• El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ofrece un discurso en Madrid, 22 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 25 de octubre de 2020 15:25

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, declara un nuevo estado de alarma hasta mayo, con toque de queda nacional, debido a expansión de la COVID-19.

La situación que vivimos es extrema”, ha aseverado Sánchez, para luego defender la nueva declaración del estado de alarma como una “herramienta constitucional” y “la medida más eficaz para doblegar la curva de contagios” del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Tras el Consejo de Ministros extraordinario convocado para este domingo, el jefe del Ejecutivo de España ha enumerado las principales novedades, entre las que destaca que las comunidades autónomas decidirán sobre la movilidad entre territorios en el nuevo estado de alarma.

La intención del Gobierno es que este nuevo estado de alarma “dure seis meses, hasta primeros de mayo”, siendo apoyado de forma regular en el Congreso, tal y como ha indicado Sánchez. “Solicito formalmente a todos los grupos parlamentarios que esta medida cuente con un respaldo abrumador”, ha agregado.

De hecho, el nuevo estado de alarma se prolongará hasta el 9 de mayo, con comparecencias cada quince días en la Cámara Baja para rendir cuentas.

La norma impone un toque de queda obligatorio desde las once de la noche hasta las seis de la mañana en todo el país, excepto en Canarias. Las comunidades autónomas podrán adelantar o retrasar una hora.

 

En España, el primer estado de alarma fue decretado en marzo. Sin embargo, tras superarse la primera ola de la COVID-19 y decaer el estado de alarma por la progresiva pérdida de apoyos, Sánchez adoptó, en verano (boreal), una estrategia de “cogobernanza” con las comunidades para que fueran ellas las que, en coordinación con Sanidad, se encargaran de gestionar la pandemia.

En esta misma línea, a finales de agosto puso a su disposición la posibilidad de solicitar la aprobación de un estado de alarma “territorializado” que sirviera como cobertura jurídica para aplicar medidas de movilidad más estrictas, si así lo consideraban necesario.

España es uno de los países más golpeados por la actual crisis sanitaria. Conforme a las cifras proporcionadas por el portal de estadísticas mundiales Worldometers, hasta el momento se han registrado más de 1 000 000 de casos de la COVID-19 en el país europeo, de los cuales más de 34 000 han perdido la vida.

Los españoles se han manifestado en distintas ocasiones para pedir la renuncia de Sánchez por su mala gestión de la crisis sanitaria.

mnz/anz/ftm/mkh