• El rey emérito Juan Carlos I de España participa en un evento deportivo en Madrid, 11 de mayo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 18 de febrero de 2020 15:35

El primo y ‘testaferro’ del rey Juan Carlos I cobró una comisión de € 50 millones y así la fortuna del emérito y cómo se generó vuelve a estar en el punto de mira.

El primo del antiguo rey de España, hombre de confianza para sus negocios, Álvaro de Orleans, cobró cerca de 50 millones de euros por ejercer como intermediario en la venta del Banco Zaragozano a Barclays en el año 2003, tal y como informó el domingo el diario británico The Telegraph.

La fuente cita unos documentos a los que ha tenido acceso y señala que el dinero de aquella operación acabó en una cuenta suiza, a la que tenía acceso el rey emérito.

De hecho, asegura tener pruebas documentales del cobro de la comisión, procedente de una operación en la que Alberto Alcocer y Alberto Cortina, accionistas del Banco Zaragozano, habrían incrementado su fortuna en 457 millones de euros cuando vendieron la entidad bancaria.

“Álvaro de Orleans, primo de Juan Carlos I, cobró esta cifra. El pago de la comisión plantea dudas sobre Juan Carlos, que anteriormente ha sido acusado de acumular una fortuna secreta escondida en varias cuentas bancarias suizas con el nombre de su primo”, según indica The Telegraph.

En concreto, la comisión que cobró Álvaro de Orleans por dicho negocio alcanzaría prácticamente los 50 millones de euros, a pesar de que, en el momento en el que se realizó la transacción, el Banco Zaragozano no gozaba de una buena salud financiera. 

La lista de escándalos que han opacado en los últimos tiempos a la monarquía española es larga, como el caso Nóos y la condena al marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin; el caso de la actriz Bárbara Rey; y más recientemente una serie de grabaciones filtradas en julio de 2018, en las que la supuesta amante del rey emérito, Corinna zu Sayn-Wittgenstein, acusa a Juan Carlos I de cobrar parte de una comisión de 100 millones de euros por la licitación de la línea ferroviaria a La Meca (Arabia Saudí) a la marca Alta Velocidad Española (AVE).

En las grabaciones, Corinna asegura que el rey la usó como testaferro para ocultar sus cuentas en Suiza. Varias informaciones apuntan a que, al parecer, el origen de la incalculable fortuna de Juan Carlos I fue un acuerdo con las monarquías saudíes.

ftn/anz/mrz/rba

Comentarios