• 
El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, durante una conferencia de prensa, Madrid, 29 de diciembre de 2017.
Publicada: viernes, 2 de febrero de 2018 16:29

El ex secretario general del Partido Popular (PP) valenciano Ricardo Costa ha dicho este viernes que el PP, dirigido por el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, podría haberse beneficiado de mucho más dinero negro de lo que sospecha la Fiscalía del país europeo.

Ricardo Costa ha asegurado que, de acuerdo con las conclusiones del informe pericial remitido este 30 de enero, que ya está en manos del titular del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional, José María Vázquez Honrubia, tanto la Policía Nacional como la Fiscalía españolas se han quedado cortos al valorar el volumen de dinero negro que movió su partido para financiar sus campañas electorales de 2007 y 2008 en esa región española.

Costa apunta a que, según el informe, el expresidente de la Diputación de Castellón y del PP Carlos Fabra habría entregado 90.000 euros en dinero negro a la empresa Orange Market para pagar actos electorales del PP.

Además, ha añadido, la alcaldesa de Alicante entre 2008 y 2014, Sonia Castedo, habría facilitado otros 88.000 euros y más políticos populares de la comunidad autónoma valenciana habrían suministrado otros montos menores.

Fragmento de informe pericial sobre declaraciones de Ricardo Costa, que concluye que dirigentes del Partido Popular de Valencia (este) pagaron dinero negro para campañas electorales.

 

De este modo, diversos actos de campaña locales del PP habrían sido financiados de esa manera sin pasar por la contabilidad autonómica que manejaba hasta el momento la Fiscalía Anticorrupción a la hora de analizar la presunta financiación irregular del partido de Rajoy, por lo que las cantidades reales podrían ser muy superiores a las que se barajaban hasta el momento.

El nuevo informe vuelve a poner en el ojo del huracán al partido del presidente del Gobierno, atrapado desde hace años en una cascada de escándalos de corrupción. El propio jefe del Ejecutivo tuvo que declarar como testigo en julio pasado, en la pieza principal de la trama.

El viernes pasado, el líder del partido Podemos, Pablo Iglesias, dijo que el Ejecutivo español intenta  desviar la atención de la corrupción del gobernante PP mediante el asunto de la independencia de Cataluña, tratando de “tapar con una banderita” la corrupción existente en el seno de esa formación política.

snz/mla/ftm/alg

Commentarios