• Madrileños salen a las calles de la capital en defensa a la unidad de España, 28 de octubre de 2017.
Publicada: sábado, 28 de octubre de 2017 17:12

En medio del revuelo por la declaración de independencia de Cataluña, un sondeo ‎desvela que los catalanes, en su mayoría, se sienten españoles y catalanes.‎

El último informe de la agencia de Metroscopia sobre el clima político en Cataluña, difundido este sábado por el diario El País, muestra que el 41% de la población catalana estaría a favor de una declaración unilateral de la independencia, que solo un 19 % de los residentes en Cataluña se siente exclusivamente catalán (mientras el 3 % se siente español) y el resto, un 76 % por ciento, asume una combinación de ambos.

La encuesta fue realizada por vía telefónica a 500 personas el día antes de la votación del Parlament, que resultó en la declaración de independencia de Cataluña, considerada ilegal por el Gobierno español.

Según las distintas afiliaciones políticas, los votantes del partido Candidatura de Unidad Popular (CUP) serían los únicos con una mayoría que alberga un sentimiento que excluye la identidad española: el 64 % dice sentirse exclusivamente catalán.

 

Por otra parte, el 47 % de votantes de Podemos y la mayoría de los simpatizantes del Partido de Socialistas de Cataluña (80 %), Ciudadanos (83 %) y el Partido Popular (75 %) se sienten españoles y catalanes por igual.

El reporte saca en conclusión que la inmensa mayoría de catalanes, el 65 %, quiere que Cataluña siga de alguna forma dentro de España, que el 19 % quiere que la región siga integrada en el Estado autonómico y que el 46 % pide un mayor grado de autogobierno con “nuevas y garantizadas competencias en exclusiva”.

Asegura que solo los votantes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y la CUP, pero no los del también independentista Partido Demócrata Europeo Catalán (PDeCAT), mantendrían su postura independentista ante una posible reforma de la autonomía.

El Parlament catalán declaró el viernes la independencia de Cataluña y la creación de una república catalana, y de seguido el Gobierno central puso en vigor las medidas establecidas en el artículo 155 de la Constitución de España, entre ellas, el cese del presidente del Govern en pleno y de gran parte de las instituciones públicas catalanas.

snr/tas/nii/