• El ministro de asuntos militares del régimen israelí, Moshe Yaalon.
Publicada: viernes, 7 de agosto de 2015 23:11

La inteligencia de Israel estuvo detrás del asesinato de los científicos nucleares iraníes, insinúa el ministro de asuntos militares de ese régimen, Moshe Yaalon.

En una entrevista concedida este viernes al semanario alemán Der Speigel y en alusión al asesinato de especialistas iraníes del sector nuclear, Yaalon ha expresado que el régimen de Tel Aviv “no es responsable de la vida de los científicos nucleares iraníes”.

“Está muy claro, de una manera u otra (…) el programa nuclear iraní tiene que ser frenado”, amenaza Moshe Yaalon.

Está muy claro, de una manera u otra (…) el programa nuclear iraní tiene que ser frenado”, ha afirmado Yaalon a Der Speigel, que publicará este sábado la entrevista completa.

De igual modo, ha amenazado abiertamente con más ataques a científicos iraníes o acciones de sabotaje contra los sistemas informáticos del país persa, ya que el régimen de Tel Aviv “no va a tolerar un Irán armado con bombas atómicas”.

Técnicos nucleares iraníes

 

En los últimos años, cuatro científicos iraníes vinculados al programa nuclear pacífico del país han perdido la vida en atentados terroristas: Masud Ali Mohamadi (enero de 2010), Mayid Shahriari (noviembre de 2010), Dariush Rezaineyad (julio de 2011) y Mostafa Ahmadi Roshan (11 de enero de 2012).

Según Yaalon, si el Congreso de EE.UU. llega a aprobar la conclusión de los diálogos nucleares entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, China más Alemania) anunciada el pasado 14 de julio, el régimen israelí “deberá prever ataques aéreos” contra instalaciones atómicas del país persa.

Por otro lado, el alto cargo castrense israelí, al igual que el premier de ese régimen, Banyamin Netanyahu, ha considerado el acuerdo “un error histórico”.

El régimen de Tel Aviv siempre intentó propagar iranofobia en medio de los diálogos, alegando que el programa de energía nuclear iraní tiene dimensiones militares, en un intento por presionar a las partes occidentales que bloqueen un acuerdo definitivo, a lo que considera como un “error estratégico” y una amenaza para su supervivencia.

La negativa israelí a un consenso Irán-G5+1 tiene lugar mientras oculta en sus arsenales más de 200 ojivas nucleares y se niega a adherirse al Tratado de No Proliferación (TNP), tampoco permite inspecciones a sus instalaciones nucleares, pese a llamamientos de las Naciones Unidas.

mjs/ctl/kaa

Comentarios