• El jefe de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi.
Publicada: domingo, 20 de septiembre de 2020 0:48

La Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) no solicitará más investigaciones a las actividades nucleares de Irán, tras visitar dos sitios señalados.

El presidente de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, informó el sábado que la AIEA ha anunciado que no hará más demandas para inspeccionar otros sitios nucleares en Irán después de visitar los dos sitios especificados por esta entidad internacional.

“Si la Agencia Internacional de Energía Atómica hace una demanda a Irán basada en compromisos, no tenemos ningún problema para cumplirla. Significa que las demandas de la AIEA deben estar en consonancia con el Acuerdo de Salvaguardias Amplias y el Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación (TNP) y deben ser lógicas, sólidas y sustanciales”, subrayó Salehi.

El funcionario persa también destacó que Teherán siempre ha cumplido su palabra y, al respecto, recordó que la AIEA había presentado una solicitud al país persa con algunos “problemas legales y técnicos”, pero fueron resueltos, adujo. Después de esto, los agentes inspeccionaron uno de los dos sitios especificados, “Se llevó a cabo la primera inspección y no pasó nada especial”, manifestó el funcionario persa.

Salehi señaló que Irán y la AIEA han acordado la fecha para la inspección del segundo sitio, pero no se hará público.

 

Un reciente informe de la AIEA indica que las reservas de agua pesada de Irán se habrían reducido a 130 toneladas, situándose, de este modo, dentro del marco del Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), nombre oficial del acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1, integrado en aquel entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania.

Este informe de la AIEA se hizo publico después de que el Gobierno de EE.UU. sumara dos grandes derrotas diplomáticas. Primero, fracasó su plan de extender el embargo de armas contra Irán y, luego, no salió adelante su intento por restaurar las sanciones internacionales del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) contra Teherán, eliminadas en virtud del acuerdo nuclear.

El Gobierno iraní ha enfatizado, en reiteradas ocasiones, que no responderá a preguntas “politizadas” ni a acusaciones “infundadas” de la AIEA sobre su programa nuclear con fines pacíficos, y ha solicitado a la entidad que se mantenga imparcial e independiente y no se deje influenciar por las presiones de Washington y el régimen Tel Aviv.

shz/ncl/mkh