• El vicecanciller iraní, Seyed Abás Araqchi (centro a la dcha.) se reúne con el canciller holandés, en La Haya, 18 de noviembre de 2019.
Publicada: martes, 19 de noviembre de 2019 11:06

Irán está decidido a continuar con su proceso de reducción de compromisos nucleares hasta ver sus intereses garantizados, señala un alto diplomático persa.

El viceministro de Asuntos Exteriores de Irán, Seyed Abás Araqchi, denunció una vez más el incumplimiento de Europa de sus compromisos con el acuerdo nuclear de 2015, y subrayó que los países europeos deberían “pagar un precio” para salvar el convenio tras la retirada unilateral de EE.UU. del mismo y la reimposición de sanciones antiraníes.

En una reunión mantenida el lunes con el canciller neerlandés, Stef Blok, en La Haya (Países Bajos), el diplomático persa defendió asimismo la decisión de Teherán de reducir sus compromisos con el pacto nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

LEER MÁS: “Todos, no solo Irán, deben cumplir el acuerdo nuclear”

“El PIAC reconoce el derecho de Irán de suspender parte o todos sus compromisos asumidos en el documento, por tanto, lo que ha hecho Irán, hasta el momento, no constituye una violación del acuerdo”, remarcó Araqchi.

El vicecanciller iraní de este modo hizo alusión a los artículos 26 y 36 del pacto nuclear, los cuales estipulan que si uno de los firmantes reimpone sanciones o crea nuevas restricciones a Irán en relación con su programa de energía nuclear, Teherán puede alegar esos actos hostiles “como motivo para dejar de cumplir sus compromisos total o parcialmente”.

El acuerdo nuclear reconoce el derecho de Irán de suspender parte o todos sus compromisos asumidos en el documento, por tanto, lo que ha hecho Irán, hasta el momento, no constituye una violación del acuerdo”, remarca el viceministro de Asuntos Exteriores de Irán, Seyed Abás Araqchi.

 

Teherán ha dado, hasta el momento, cuatro pasos en lo tocante a la reducción de sus compromisos con el acuerdo nuclear. En el marco de su última medida, que tuvo lugar a principios de este mes, la República Islámica de Irán trasladó un cilindro de 2000 kilogramos de gas UF6 (hexafluoruro de uranio) a Fordo y retomó sus actividades de enriquecimiento de uranio en esta planta nuclear, bajo las inspecciones de representantes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA).

LEER MÁS: Capacidad de enriquecimiento de uranio de Irán alcanza los 8660 SWU

Las autoridades iraníes han asegurado que el proceso gradual de reducción de compromisos de Irán en el PIAC es una medida diplomática para dar tiempo al resto de firmantes el acuerdo en la toma de medidas que salven el convenio.

La vigencia del PIAC está en peligro, debido a la salida de Washington y el incumplimiento de Europa de seguir comerciando con Irán pese a sanciones estadounidenses.

No obstante, el Gobierno persa ha dejado claro que sus medidas son reversibles y, de hecho, Teherán volverá a implementar plenamente el acuerdo siempre y cuando los otros signatarios cumplan a cabalidiad con su parte.

LEER MÁS: Martínez López: Pasos nucleares de Irán son una reacción natural

mnz/ncl/alg/mkh

Comentarios