• El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov.
Publicada: miércoles, 1 de julio de 2015 0:25

Rusia se ha mostrado confiada de que Irán y el G5+1 lograrán un acuerdo definitivo sobre el programa de energía nuclear del país persa.

Las conversaciones avanzan "en la dirección correcta" y Moscú considera que un acuerdo "está cerca", ha afirmado este martes el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavorv, tras reunirse con su homólogo estadounidense, John Kerry, en Viena, capital de Austria.

Según Lavrov, solo quedan pendientes algunos temas marginales relacionados con la regulación de los términos establecidos en el “acuerdo exhaustivo”.

La implementación de cualquier posible acuerdo y su presentación al Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU), ha agregado, se encuentran entre los temas pendientes.

De acuerdo con el canciller ruso, los representantes políticos y vicecancilleres de las seis potencias nucleares han recibido instrucciones de "hacer todo lo necesario para llegar a un acuerdo en los próximos días".

Durante su encuentro con Kerry, Lavrov ha abordado el proceso de los diálogos sobre el programa de energía nuclear iraní y ha manifestado el apoyo de Moscú a la aprobación de la resolución del CSNU sobre el acuerdo nuclear definitivo.

Serguei Lavrov (izquierda) y John Kerry.

 

A juicio de Lavrov, el CSNU tiene que aprobar una resolución para ratificar un acuerdo nuclear entre Irán y el Sexteto; argumento ratificado también por su homólogo estadounidense.

El jefe de la Diplomacia rusa también ha mantenido una reunión separada con el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, sobre el proceso de las conversaciones nucleares y la redacción del texto del acuerdo final.

Diálogos nucleares Irán-G5+1

Desde el día 17 de junio, Irán y el Sexteto iniciaron una nueva ronda de conversaciones en un intento por elaborar el borrador de un acuerdo final en base del entendimiento conseguido el pasado 2 de abril, antes de la fecha límite del 30 de junio.

Sin embargo, el Departamento de Estado de EE.UU. ha anunciado este martes que Irán y el G5+1 han decidido prorrogar los diálogos en curso hasta el próximo 7 de julio.

La nueva fecha límite es relevante para Estados Unidos, ya que si el acuerdo es presentado al Congreso de este país antes del día 9, los legisladores estadounidenses tendrán 30 días para estudiarlo.

Si se supera esta fecha, el Congreso dispondría de 60 días, debido al receso de verano, lo que retrasaría más la puesta en marcha definitiva de un eventual acuerdo.

El pasado mayo, Washington amenazó con “no firmar” un acuerdo nuclear definitivo con Irán, si este país no permite el acceso a sus instalaciones militares y a sus científicos.

Irán se niega a aceptar este tipo de inspecciones ajenas a toda legalidad, además de insistir en que el acuerdo debe incluir exclusivamente aspectos nucleares.

mep/ncl/rba

Commentarios