• Ali Akbar Velayati, asesor político del Líder de Irán, durante la firma de un acuerdo universitario bilateral en Siria, 7 de noviembre de 2017.
Publicada: lunes, 12 de febrero de 2018 22:58

Irán reitera que no negociará el acuerdo nuclear de 2015, conocido como JCPOA (siglas en inglés de Plan Integral de Acción Conjunta), ni tampoco cederá al chantaje y la presión del Occidente sobre una revisión de este pacto, so pretexto del programa de misiles o el rol en la región del país persa.

“El JCPOA se mantendrá tal como fue redactado y firmado por Irán y las otras partes del acuerdo, ni una palabra más, ni una palabra menos”, ha insistido en declaraciones ofrecidas a periodistas este lunes Ali Akbar Velayati, asesor principal del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

En este contexto, ha subrayado que Teherán ha cumplido con todos sus compromisos estipulados en el acuerdo “a pesar de ciertos obstáculos”, por tanto, bajo ninguna condición, Irán aceptará la revisión del pacto multilateral, ha señalado.

En el marco del pacto nuclear, Irán se comprometió a poner límites a su programa nuclear a cambio de la eliminación de las sanciones relacionadas con dicha actividad. Sin embargo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, ha criticado el acuerdo y lo ha tachado de “uno de los acuerdos más incompetentes” que ha visto en su vida.

El JCPOA (pacto nuclear) se mantendrá tal como fue redactado y firmado por Irán y las otras partes del acuerdo, ni una palabra más, ni una palabra menos”, ha insistido Ali Akbar Velayati, asesor principal del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

 

En línea con su postura, el mandatario estadounidense ha pedido en varias ocasiones la revisión del pacto con el pretexto de que el programa de misiles de Irán viola la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), que legitima al acuerdo alcanzado entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia, y China, más Alemania).

El funcionario iraní, al ser cuestionado sobre la presunta advertencia de Alemania y Francia, presionados por el régimen de Israel, a asesores militares iraníes sobre su papel en Siria, ha respondido que Irán como un país importante de la región a la que pertenece se reserva el derecho a asistir al llamado de otras naciones cuando piden ayuda.

Ante las acusaciones por su programa de misiles, Teherán ha afirmado que “los misiles iraníes no son para agredir a nadie”, sino que tienen carácter disuasivo, además, recalca que Estados Unidos y otros países que producen y exportan armas letales a zonas delicadas no están en posición de opinar sobre la capacidad defensiva de la República Islámica.

aaf/ncl/snz/hnb

Comentarios