• El premier británico, Boris Johnson (c), en una sesión informativa sobre el COVID-19, Londres, 20 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 22 de marzo de 2020 14:16
Actualizada: domingo, 22 de marzo de 2020 16:26

El primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, advierte que el Servicio de Salud británico podría quedar “abrumado” por el nuevo coronavirus.

Johnson ha escrito este domingo en comentarios recogidos por el diario británico The Independent que el sistema sanitario italiano constituye un ejemplo de una estructura desbordada por el nuevo coronavirus, conocido como COVID-19.

Su sanidad (sanidad italiana) es extraordinaria y, sin embargo, sus médicos y enfermeros están abrumados. Sus muertos se cuentan por miles. A menos que hagamos un esfuerzo nacional, heroico y colectivo, nuestro sistema sanitario acabará igualmente abrumado”, ha indicado.

El premier británico ha hecho estas declaraciones mientras que esta misma jornada y a través de una carta abierta publicada por el diario local The Sunday Times, los médicos y otros miembros del personal del Servicio Nacional de Salud (NHS, por sus siglas en inglés) británico le pedían a Johnson que resuelva la escasez “inaceptable” de equipos de protección.

 

En la misiva, se le solicita, asimismo, que adopte medidas “inmediatas” para asegurarse que todos tengan mascarillas protectoras, gafas, guantes, delantales y trajes. “Muchos trabajadores de la salud arriesgan sus vidas todos los días” tratando a los enfermos sin una protección adecuada, señala la nota.

Según el periódico francés Libération, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, amenazó con cerrar las fronteras del país galo al Reino Unido a partir del viernes, 27 de marzo, si Johnson no pasaba a tomar medidas más restrictivas para detener el avance del nuevo coronavirus.

De acuerdo con la publicación, que cita a fuentes cercanas a Macron, no fue hasta que Johnson recibió el ultimátum del mandatario francés que el premier del Reino Unido decretó el cierre de restaurantes, cines y gimnasios.

La semana pasada, durante una reunión secreta de altos cargos del Instituto de Salud Pública del Reino Unido (PHE, por sus siglas en inglés), se anunció que hasta el 80 % de la población británica contraerá el COVID-19 en los próximos 12 meses, y hasta el 15 % (7,9 millones de personas) podría requerir hospitalización.

La pandemia del nuevo coronavirus se ha extendido por más de 180 países, dejando un total de 318 229 personas contagiadas y 13 671 víctimas mortales. El Reino Unido ha indicado este domingo que registra más de 5000 contagiados y siete muertes más, por lo que el número total de decesos pasa a situarse en 240.

nsr/anz/rba