• La primera ministra británica, Theresa May, asiste a una conferencia de prensa en Bruselas, 18 de octubre de 2018. Foto: AFP.
Publicada: lunes, 5 de noviembre de 2018 18:15

El Reino Unido ha lamentado la reimposición de sanciones a Irán por parte de EE.UU. y ha defendido la vigencia e implementación del acuerdo nuclear.

James Slack, portavoz de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, ha expresado este lunes su pesar por la reimposición de sanciones y ha defendido el acuerdo nuclear entre Irán y el Grupo 5+1 formado en 2015 por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, y ha asegurado que el Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) hace del mundo un lugar más seguro.

“Lamentamos la reimposición de las sanciones por Estados Unidos. Seguimos creyendo que el acuerdo nuclear con Irán hace del mundo un lugar más seguro y, mientras Irán continúe cumpliendo las obligaciones adquiridas en virtud del acuerdo respetando los límites estrictos de su actividad nuclear, nosotros también mantendremos nuestro compromiso con el pacto”, ha dicho Slack.

Este mismo lunes, el Gobierno del presidente estadounidense Donald Trump ha empezado a aplicar su segunda ronda de sanciones a Irán desde su retirada del acuerdo nuclear sobre el programa de energía nuclear persa. Trump ha sancionado a más de 700 entidades e individuos iraníes y vinculados a Irán.

Lamentamos la reimposición de las sanciones por Estados Unidos. Seguimos creyendo que el acuerdo nuclear con Irán hace del mundo un lugar más seguro y, mientras Irán continúe cumpliendo las obligaciones adquiridas en virtud del acuerdo respetando los límites estrictos de su actividad nuclear, nosotros también mantendremos nuestro compromiso con el pacto”, ha dicho James Slack, portavoz de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May.

 

El portavoz de May ha expresado por otra parte el pleno apoyo del Gobierno británico a la expansión de las relaciones comerciales y económicas con Irán, y ha alentado a las empresas del Reino Unido a aprovechar las oportunidades económicas existentes en Irán y hacer negocios allí.

Desoyendo al mundo, Washington salió en mayo pasado del PIAC y reimpuso las sanciones que debían retirarse en virtud del pacto. 

Desde entonces, la Administración estadounidense ha estado presionando al mundo entero para que se pliegue al régimen de embargos a Irán, so pena de sufrir “terribles consecuencias”, y ha insistido en reducir a cero las exportaciones iraníes de crudo.

Irán, por su parte, se propone frustrar las sanciones de EE.UU. y continuar vendiendo su petróleo, y ha constatado que muchos países han ratificado ya su disposición a seguir negociando con Teherán pese a los embargos norteamericanos.

hgn/mla/tmv/rba

Comentarios