• La primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon, en la reunión anual del Partido Nacional Escocés (SNP) en Glasgow (capital), 8 de octubre de 2017.
Publicada: lunes, 9 de octubre de 2017 9:42

La primera ministra escocesa afirma que los problemas del Reino Unido en el proceso del Brexit aumentan la posibilidad de la independencia de Escocia.

“Los problemas de Gran Bretaña para trazar un camino de salida de la Unión Europea (UE) favorecen el argumento a favor de la independencia de Escocia”, declaró el domingo la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon, aunque no llegó a comprometerse con una fecha para otro referendo.

Sturgeon agregó que la gente ve el caos que está envolviendo al Reino Unido ahora y mira más adelante el daño que probablemente se haga con este ‘desastre’ en curso que no es solo el proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), sino también este enfoque incompetente y caótico del Brexit —la salida del Reino Unido de UE—  que dirige la premier británica, Theresa May.

La primera ministra, además, añadió que el argumento a favor del futuro de Escocia está en manos de la gente y se agranda y fortalece cada día. “Consideraremos el momento (del referendo por la independencia) nuevamente cuando tengamos más claridad de lo que enfrentamos”, afirmó.

Los problemas de Gran Bretaña para trazar un camino de salida de la Unión Europea (UE) favorecen el argumento a favor de la independencia de Escocia”, declara la primera ministra escocesa Nicola Sturgeon.

 

Hace dos años, Londres inició las negociaciones para salir de la UE en marzo de 2017, pero hasta ahora no ha habido progreso y las dos partes no han llegado a un acuerdo sobre una serie de cuestiones, incluyendo el costo de las negociaciones y el futuro de las relaciones financieras.

En 2016, se celebró un referéndum sobre el Brexit con los británicos a favor de ello. No obstante, el Brexit ha tensado la unión de las cuatro naciones británicas porque Escocia e Irlanda del Norte votaron por la permanencia en la UE, mientras que Gales e Inglaterra se expresaron a favor de la salida del bloque europeo.

Escocia, que es completamente proeuropea, se opone al Brexit e insiste en seguir siendo parte del bloque comunitario, por lo que busca un segundo referéndum de independencia, a pesar del fracaso del primero, el rechazo del Gobierno de Londres y el rechazo de los escoceses a abandonar el Reino Unido.

snz/ktg/tas

Commentarios