• El jefe adjunto del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Nabil Qauq.
Publicada: domingo, 22 de septiembre de 2019 18:24
Actualizada: lunes, 23 de septiembre de 2019 13:20

Un alto responsable de Hezbolá libanés señala que ataques de Yemen contra petrolera saudí cambiaron ecuaciones regionales de una manera dañina para EE.UU.

El jefe adjunto del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Nabil Qauq, ha subrayado que los ataques con aeronaves no tripuladas (drones) lanzados el pasado 14 de septiembre por las fuerzas yemeníes contra instalaciones vitales de la empresa petrolera saudí Aramco han dado paso a una nueva era en la región que no es favorable para Washington ni sus aliados.

“Arabia Saudí está desesperada al ver que todos sus esfuerzos y gastos millonarios en la compra de armas (…) han sido en vano”, ha recalcado Qauq, mientras ha destacado que Washington, el principal patrocinador del régimen saudí, también “se siente avergonzado” por el fracaso sufrido en Yemen.

LEER MÁS: New York Times: Drones de Yemen han puesto en jaque a Arabia Saudí

El destacado miembro de Hezbolá ha subrayado, además, que los “rigurosos y precisos” ataques de Yemen contra Aramco han enviado un mensaje alarmante al régimen israelí, que teme asaltos similares en su contra.

“El eje estadounidense en la región se está retirando y ha admitido sus derrotas en Irak, Yemen, Siria, la asediada Franja de Gaza y El Líbano, así como en las medidas contra Irán”, ha recalcado.

Arabia Saudí está desesperada al ver que todos sus esfuerzos y gastos millonarios en la compra de armas (…) han sido en vano”, señala el jefe adjunto del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), el sheij Nabil Qauq.

 

En este mismo sentido, Qauq ha enfatizado que mientras el régimen de los Al Saud siga dependiendo de Washington y continúe la agresión contra Yemen, sufrirá más derrotas y “se hundirá”.

“Si el régimen saudí se queda más tiempo en Yemen, acabará siendo humillado. Y si saca a sus fuerzas de Yemen, eso también significará una fuerte derrota para el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman”, ha indicado.

Los certeros ataques yemeníes apuntaron con elevada precisión blancos designados en Aramco, demostrando la ineficacia de los sistemas de defensa aérea Patriot que los Al Saud han comprado a EE.UU. 

El movimiento popular Ansarolá de Yemen ha resaltado que el asalto a Aramco se produjo en represalia por la continua agresión de Riad a Yemen, que ha dejado hasta el momento más de 140 000 muertos y heridos entre la población civil yemení, en su mayoría mujeres y niños.

mnz/anz/hnb

Comentarios