• El vicepresidente del Consejo Ejecutivo de Hezbolá, Ali Damush, habla en un acto en la ciudad de Nabatieh (sur de El Líbano), 27 de abril de 2019.
Publicada: domingo, 28 de abril de 2019 13:18

El Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) asegura que hará fracasar las sanciones económicas de Estados Unidos en su contra.

“Como en el pasado, la Resistencia resistirá ante las sanciones económicas de Estados Unidos y sus aliados, y frustrará los objetivos de los enemigos (…) Hoy en día, la Resistencia es blanco de sanciones económicas, ya que siempre ha desempeñado un papel eficaz a la hora de hacer fracasar los planes estadounidense-sionistas en la región”, dijo el sábado el vicepresidente del Consejo Ejecutivo de Hezbolá, Ali Damush.

El destacado responsable de Hezbolá también señaló que EE.UU., el régimen de Israel y sus aliados han experimentado derrotas en las contiendas militares libradas contra la Resistencia, así como en sus planes propagandísticos para dañar la imagen de Hezbolá.

Tampoco han logrado tener éxito en sus metas tras colocar a Hezbolá en su lista de organizaciones terroristas, agregó, para luego subrayar que, tras tantas derrotas, ahora utilizan la estrategia de los embargos, no obstante, indicó, como siempre se enfrentarán a la estrategia de la estabilidad, la paciencia y la férrea voluntad de la Resistencia.

Como en el pasado, la Resistencia resistirá ante las sanciones económicas de Estados Unidos y sus aliados, y frustrará los objetivos de los enemigos (…) Hoy en día, la Resistencia es blanco de sanciones económicas, ya que siempre ha desempeñado un papel eficaz a la hora de hacer fracasar los planes estadounidense-sionistas en la región”, dice el vicepresidente del Consejo Ejecutivo del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Ali Damush.

 

Pese a los intentos del enemigo por presionar a Hezbolá y cambiar sus posturas, la Resistencia ha optado por seguir su camino sin ningún cambio e incluso ha conseguido más poder dentro de El Líbano.

Según Damush, El Líbano no es el lugar donde Estados Unidos pueda obtener logros políticos frente a Hezbolá. El país árabe siempre ha sido un campo para las victorias de la Resistencia, indicó, para después añadir que “el papel de EE.UU. en El Líbano y la región está en decadencia”.

EE.UU. sostiene que el movimiento libanés condona el terrorismo negando así el rol relevante de Hezbolá que, mediante sus operaciones antiterroristas, impidió la expansión de los grupos extremistas EIIL (Daesh, en árabe) y el Frente Al-Nusra (autoproclamado Frente Fath Al-Sham) en Siria y El Líbano.

En octubre de 2018, EE.UU. impuso una nueva ronda de sanciones al movimiento libanés, penas que afectan a aquellas naciones extranjeras, entidades gubernamentales y empresas extranjeras o individuos que apoyen las actividades de Hezbolá.

En su viaje a El Líbano el pasado mes de marzo, el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, instó a las autoridades del país árabe a contrarrestar al movimiento libanés; sin embargo, los comentarios de Pompeo fueron fuertemente criticados por los principales políticos libaneses.

ftn/anz/fmk/hnb

Comentarios