• El alto comandante del Ejército libanés, el general Joseph Aoun (centro), habla con los soldados en Ras Baalbek (en el este de El Líbano), 20 de agosto de 2017.
Publicada: miércoles, 17 de enero de 2018 1:30

El comandante del Ejército de El Líbano, el general de brigada Joseph Aoun, afirmó el martes que las fuerzas libanesas están preparadas para hacer frente a cualquier ataque del régimen de Israel y mantener la estabilidad del país.

“El Ejército está preparado para hacer frente a cualquier agresión israelí contra El Líbano”, aseguró el general Aoun en un comunicado y añadió que las fuerzas libanesas están “comprometidas a mantener la estabilidad en la frontera sur, en cooperación con las fuerzas internacionales en cumplimiento de la resolución 1701”, que puso fin a la guerra entre El Líbano e Israel en 2006.

En los últimos meses crecen las alarmas sobre un posible ataque israelí a El Líbano. De hecho, el líder del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá), Seyed Hasan Nasrolá, acusó a Arabia Saudí de pagar al régimen de Israel miles de millones de dólares para que lance una ofensiva contra El Líbano.

Las fuerzas israelíes violan frecuentemente el territorio y el espacio aéreo de El Líbano y, según las denuncias de las autoridades de Beirut, estas medidas de provocación representan una amenaza para el país.

En otra parte del texto, Aoun señaló que la comunidad internacional es plenamente consciente de que el Ejército de su país “es un socio clave en la lucha contra el terrorismo y la preservación de la estabilidad regional e internacional”.

El Ejército está preparado para hacer frente a cualquier agresión israelí contra El Líbano”, asegura el general Aoun en un comunicado.

 

Hizo hincapié, asimismo, en que durante el año pasado “se alcanzaron logros significativos” frente al terrorismo, el más importante de ellos fue la erradicación del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en la región.

El conflicto armado en Siria ha afectado a El Líbano. Los grupos terroristas, apoyados por países extranjeros, invadieron en agosto de 2014 la ciudad de Arsal en el noreste de El Líbano y cerca de Siria, tomaron como rehenes a varios soldados libaneses y ejecutaron a algunos.

snz/tas/nii/