• La gente protesta en apoyo del control de armas frente a la reunión anual de la Asociación Nacional del Rifle en Houston (Texas), 28 de mayo de 2022.
Publicada: domingo, 3 de julio de 2022 2:21

La representante demócrata Ilhan Omar denuncia la violencia armada en EE.UU. y dice que Minnesota es más violenta que un campo de refugiados en Somalia.

“Durante seis años, tuve el privilegio de no ver ningún tipo de violencia, hasta que me mudé a Minnesota”, dijo Omar en la conversación comunitaria sobre violencia armada en North High en Minneapolis.

Contó que en el primer año de vivir en Minnesota fue testigo de dos incidentes violentos, uno de ellos tuvo lugar en 2002 cuando agentes de policía de esa ciudad mataron a tiros a “un inmigrante somalí con discapacidad mental que no hablaba inglés”. Todos los oficiales involucrados en ese caso fueron absueltos de cualquier irregularidad en el tiroteo.

La congresista musulmana, de origen somalí, huyó con su familia de la guerra civil en su país natal cuando tenía solo ocho años y se refugió al campo de refugiados de Dadaab, cerca de la frontera entre Kenia y Somalia, donde vivió durante cuatro años.

 

 

Aunque vivir en un campamento de refugiados “no era fácil” para ella y su familia, la congresista dijo que al menos allí no fue testigo de ningún acto de violencia.

Se le concedió asilo en Estados Unidos y llegó a la ciudad de Nueva York en 1995 cuando tenía 12 años. Más tarde, su familia se instaló en Twin Cities dos años después.

Las declaraciones de la demócrata se producen en medio del recrudecimiento de la violencia armada en todo EE.UU. Solo la ciudad de Minneapolis ya suma 45 homicidios en lo que va del año.

Omar es uno de los pocos legisladores estadounidenses que se oponen ferozmente a las leyes de armas en el país que permiten la compra de armas letales por parte de cualquier persona mayor de 18 años con una pequeña verificación de antecedentes.

Tras masivas protestas contra la violencia armada, el presidente estadounidense, Joe Biden, promulgó por fin el 25 de junio una ley para reforzar el control de armas. La nueva legislación permite a los estados retirar las armas de las personas que representan un peligro para terceros o para sí mismos.

Sin embargo, leyes como esta no podrán frenar la violencia armada en EE.UU. siempre y cuando la mayoría de los legisladores reciben varios fondos, financiamiento de campañas y apoyo político del poderoso grupo de cabildeo de armas del país, conocido como la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés).

La comparativa de estadísticas sobre la violencia armada en EE.UU. y el resto del mundo muestra que el país norteamericano registra la tasa más alta de tiroteos violentos respecto a cualquier otra nación. Aunque EE.UU. representa alrededor del 5 % de la población mundial, simboliza cerca del 31 % de las personas que cometen asesinatos en masa.

ftm/rba