• Una iglesia se quema en medio de protestas por juicio de Chauvin
Publicada: martes, 20 de abril de 2021 8:39
Actualizada: martes, 20 de abril de 2021 9:07

Una iglesia centenaria en Mineápolis se quemó en pleno estallido de protestas previo al veredicto del jurado contra Chauvin, acusado del asesinato de Floyd.

El lunes por la noche, una iglesia centenaria situada en el noreste de la ciudad estadounidense de Mineápolis, ubicada en el estado de Minnesota, fue pasto de llamas del fuego declarado, mientras la localidad era escenario de unas protestas antes de que el jurado del juicio del expolicía Derek Chauvin, quien está acusado de matar al afrodescendiente George Floyd el 25 de mayo de 2020, emitiera su veredicto.

Según informó el Departamento de Bomberos de Mineápolis, la mayor parte del techo de la iglesia, denominada Sacred Heart of Jesus y que contaba con dos pisos, se había derrumbado alrededor de las 21.00 (hora local). A la hora de declarase el incendio, agregó, la parroquia se encontraba cerrada.

La causa del incendio todavía no está clara y no hay indicios de que el siniestro esté relacionado con las protestas que se registraron en el centro de la ciudad. La iglesia se encuentra a pocas cuadras del Palacio de Justicia del Condado de Hennepin, donde se llevó a cabo el juicio de Chauvin.

Los manifestantes se reunieron frente al Palacio de Justicia, secundando una breve marcha antes de disolverse. Al respecto, los asistentes llevaron carteles y corearon consignas contra la policía, exigiendo veredicto de culpabilidad para el expolicía. Sin embargo, el jurado no llegó a un veredicto y volverá a reunirse este martes para continuar con las deliberaciones.

Floyd murió cuando cuatro agentes intentaron arrestarlo. Durante su arresto, Chauvin lo inmovilizó en el suelo presionando la rodilla contra su cuello durante 9 minutos hasta que dejó de respirar. En este sentido, los expertos médicos insisten en que el agente usó fuerza mortal, lo que causó la asfixia y la muerte de la víctima.

Por el asesinato de Floyd, muchas ciudades de EE.UU. se convirtieron en escenario de multitudinarias protestas en contra del racismo sistemático y la violencia policial.

No obstante, Floyd no es el único victima por la violencia racial y la brutalidad policial en Estados Unidos. El 12 de abril, el afrodescendiente Daunte Wright, de 20 años, murió debido a que fue alcanzado, con consecuencias fatales, por el disparo de un agente del orden cuando este último intentaba detenerle por haber cometido una infracción de tráfico.

mdh/krd/mkh