• La congresista demócrata estadounidense Rashida Tlaib, 22 de Julio de 2019 Detroit, EE.UU.
Publicada: sábado, 15 de agosto de 2020 1:40
Actualizada: sábado, 15 de agosto de 2020 2:26

Una congresista de EE.UU. reprueba el establecimiento de nexos entre Israel y los EAU, ya que no busca aliviar el sufrimiento del pueblo palestino, sino normalizarlo.

El jueves, Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), con EE.UU. como mediador, anunciaron la normalización de sus relaciones después de años de colaborar juntos en secreto. Según el pacto, el régimen israelí también se comprometió a detener temporalmente los planes para anexionarse más territorios palestinos en la Cisjordania ocupada.

“No nos dejaremos engañar por otro acuerdo entre (el presidente de EE.UU., Donald) Trump y (el premier israelí, Benjamín) Netanyahu. No celebraremos a Netanyahu por no robar tierras que ya controla a cambio de un trato comercial agradable”, manifestó la congresista demócrata Rashida Tlaib en un mensaje publicado el viernes en Twitter.

Tlaib puso de relieve que el meollo de la causa palestina nunca ha sido planeado y recalcó que la anexión de Cisjordania, parte del llamado ‘acuerdo del siglo’ que fue desvelado el pasado 28 de enero por el mandatario estadounidense, es un “apartheid devastador y continuo”.

 

En otro tuit, la congresista destacó que el objetivo del acuerdo no es aliviar el sufrimiento palestino, sino “normalizarlo aún más”.

El acuerdo también fue fuertemente condenado por las autoridades y los grupos de Resistencia de Palestina. El presidente palestino, Mahmud Abás, lo consideró como una “traición” a la causa palestina y pidió una “reunión de emergencia” de la Liga Árabe (LA) para denunciar la medida.

El jefe de la dirección política del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), Ismail Haniya, mantuvo el miércoles una conversación telefónica con el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en la que aseguró que el acuerdo “no afectará a la lucha contra la ocupación”.

nsr/ctl/rba