• Productos de la campaña de Mobarake de Isfahán, una de las mayores compañías productoras de acero en el centro de Irán.
Publicada: jueves, 25 de junio de 2020 15:00
Actualizada: viernes, 26 de junio de 2020 0:12

El Tesoro de EE.UU. impone sanciones contra ocho empresas del sector metalúrgico de Irán por aportar ingresos a Teherán en contra del embargo de Washington.

El Departamento del Tesoro de EE.UU. ha puesto en su lista negra a cuatro compañías de acero, aluminio y hierro que operan en el sector metalúrgico de la República Islámica de Irán, según un comunicado emitido este mismo jueves del que se ha informado la agencia de noticias británica Reuters.

En la misiva, se anota que las sanciones apuntan así mismo a varios agentes de ventas de Mobarakeh Steel Company, siendo esta el mayor productor de acero plano de Irán y, a su vez, de la región de Asia Occidental, que, según el propio Tesoro estadounidense, sus actividades siderúrgicas generan decenas de millones de dólares para la industria metalúrgica de Teherán, representando el 1 % del Producto Interior Bruto (PIB) de la nación persa.

Las medidas restrictivas afectan a Tara Steel Trading GmbH, una subsidiaria con sede en Alemania de Mobarakeh Steel Co., tres agentes de ventas con sede en los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Metil Steel, con sede en Irán, conforme recoge la nota informativa.

El Tesoro sostiene que los agentes de ventas objeto de sus sanciones generaron unos ingentes benéficos económicos para Mobarakeh Steel Company con sus ventas anuales al exterior de los productos de la referida compañía de acero, proporcionando, de este modo, contribuciones significativas para que sus conglomerados sectores de acero, aluminio, cobre y hierro puedan seguir desarrollando sus actividades sin que les afecte ni en lo mínimo las férreas medidas coercitivas que EE.UU. viene imponiendo desde hace algo más de dos años a las industrias metalúrgicas, petroquímicas, alimentarias y sanitarias del país persa tras retirarse unilateralmente del acuerdo nuclear de 2015.

 

El medio británico termina que las sanciones también congelan los activos estadounidenses en poder de otros cuatro grandes productores de aluminio, acero y hierro de origen iraní —sin llegar a nombrarles —, ya que estas compañía con su actividad comercial de ventas y exportaciones de metales iraníes han significado ser fuentes de importantes ingresos de divisas extranjeras, entre ellas, dólares al erario del Gobierno de la República Islámica, sujeto de fuertes medidas sancionatorias de Estados Unidos.

Estas medidas restrictivas de EE.UU. se engloban dentro de la llamada política de “máxima presión” de Washington contra Teherán después de la salida de la parte norteamericana, en mayo de 2018, del acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

Aun con las brutales sanciones de EE.UU. contra Irán, el país persa se encuentra entre los 10 mayores productores de acero y sus derivados a nivel mundial. Sin embargo, fuentes iraníes dicen que la República Islámica puede colocarse entre los primeros siete hasta 2025.

krd/rha/hnb/rba