• El jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército estadounidense, el general Mark Milley, saluda a soldados muertos en Afganistán.
Publicada: sábado, 18 de enero de 2020 23:16
Actualizada: domingo, 19 de enero de 2020 2:43

Una veintena de soldados de Estados Unidos murió durante ejercicios de entrenamiento en 2019, mientras otros 70 resultaron gravemente heridos, según un informe.

Estas bajas en las filas del Ejército representan un ligero aumento con respecto a 2018, cuando 18 efectivos del Ejército de EE.UU. murieron y 66 resultaron heridos en accidentes ocurridos durante prácticas de capacitación militar, indica el diario estadounidense Washington Examiner, en su edición de este sábado. 

El diario detalla algunos casos de este año, entre ellos, el cadete Christopher Morgan, de 22 años, murió y 22 soldados sufrieron heridas cuando un camión se estrelló en junio en los campos de West Point.

Asimismo, el sargento David Gallagher, de 51 años, perdió la vida y tres de sus colegas resultaron heridos cuando el tanque M1 Abrams en que viajaban volcó a principios de diciembre. En un accidente similar murió en mayo el sargento Jacob Hess, de 34 años, cuando iba en un Humvee.

 

El entrenamiento militar es inherentemente peligroso, y aunque cualquier pérdida de vidas es trágica, es difícil reducir los números a cero”, reconoció el teniente general retirado del Ejército de EE.UU. Thomas Spoehr, quien dirige el Centro de Defensa Nacional de la Fundación Heritage, en una conversación con el medio norteamericano.

Estas cifras se revelan en momentos en que el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) se esfuerza por mejorar la preparación de sus efectivos para el combate en cualquier lugar del mundo, apunta el medio.

De acuerdo con Washington Examiner, este objetivo del Pentágono se enmarca en la estrategia militar que se centra en contrarrestar a los adversarios convencionales como Rusia y China, recoge el texto.

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), que lidera el Ejército de Estados Unidos, en más de una ocasión ha llevado a cabo ejercicios de combate en los países limítrofes a Rusia y China, algo considerado por los Gobiernos de Moscú y Pekín como una flagrante provocación.

krd/ncl/rba

Comentarios