• Un cazabombardero estadounidense EA-18G Growler despega del portaaviones USS Carl Vinson en el mar de la China Meridional.
Publicada: jueves, 18 de enero de 2018 1:45
Actualizada: jueves, 18 de enero de 2018 18:28

La primera nueva estrategia de defensa nacional del Departamento de Defensa de Estados Unidos (el Pentágono), de cuatro años, adoptará una postura militar más agresiva contra China y Rusia, como su principal prioridad, según revelan oficiales familiarizados con el documento.

Un funcionario de defensa estadounidense, que leyó el documento clasificado —una pequeña parte del cual debe ser divulgada el viernes por el secretario de Defensa de EE.UU., James Mattis,— dijo el miércoles al periódico británico Financial Times que a Washington le preocupa que los principales adversarios del país norteamericano, es decir, Rusia y China, estén erosionando la tradicional ventaja militar de EE.UU.

“Lo que China y Rusia han desarrollado está destinado, deliberadamente, a contrarrestar algunas de nuestras fortalezas. Lo que los chinos han hecho con los hipersónicos está específicamente destinado a limitar nuestros portaaviones”, sostuvo el funcionario.

Por otro lado, otro funcionario citado por el rotativo británico precisó que el nuevo documento “definitivamente” va más allá de la estrategia de la Administración del expresidente Barack Obama para reconocer que “los dos países que más desafían a EE.UU. son Rusia y China”.

Lo que China y Rusia han desarrollado está destinado, deliberadamente, a contrarrestar algunas de nuestras fortalezas. Lo que los chinos han hecho con los hipersónicos está específicamente destinado a limitar nuestros portaaviones”, advierte un oficial de la Defensa de EE.UU.

Conforme a la segunda persona, la nueva estrategia del Pentágono trata de poner las defensas de Washington en una base más competitiva dadas las inversiones que han hecho Moscú y Pekín para “explotar las asimetrías que les son favorables”.

Financial Times también cita las declaraciones de David Ochmanek, un exalto funcionario del Pentágono, quien afirmó que EE.UU. podría “perder la próxima guerra”, ya que, agregó, China y Rusia han logrado grandes avances en la tecnología, con los que que las fuerzas estadounidenses nunca han contado en la era posterior a la Guerra Fría.

“Con la guerra cibernética y electrónica pueden amenazar nuestros sistemas basados en el espacio e interrumpir nuestro comando y control, que es el cerebro de las complejas operaciones militares modernas”, subrayó Ochmanek.

En esta misma línea, el diario estadounidense The New York Times informó el martes que la nueva política estratégica nuclear redactada por el Pentágono —que fue enviada al inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump, para su aprobación— contempla el uso de armas nucleares para responder a ciberataques de Moscú y Pekín.

ftn/anz/mjs/rba

Comentarios