• Iraquíes pisan un retrato de Donald Trump en una protesta hecha por asesinato de dos altos comandantes de Irán e Irak, 6 de enero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 17 de enero de 2020 8:04

Trump, al ordenar el asesinato del general iraní Qasem Soleimani, se convertirá en salvador del grupo terrorista EIII (Daesh, en árabe), afirma un diario local.

En 2016, [el presidente de EE.UU.] Donald Trump, entonces candidato a la presidencia, describió a Barack Obama como el ‘fundador de EIIL’. Al final, puede ser que Trump llegue a ser conocido no como el fundador del grupo terrorista, sino como su salvador”, sostuvo el periódico estadounidense The New York Times (NYT).

En un artículo publicado el martes bajo el título “¿Por qué EIIL está contento por la muerte de Soleimani?”, el rotativo comenta que esta banda extremista se había debilitado significativamente después del pico de su éxito en 2003, pero el asesinato del prominente estratega militar iraní por parte de la Administración de Trump podría facilitar el reforzamiento de este grupo.

“Exactamente, tal y como la invasión de EE.UU. a Irak en 2003 reavivó a Al-Qaeda, el surgimiento del caos en este país puede servir al EIIL”, ha estimado, recordando el papel de la guerra en Irak en la reaparición de la banda terrorista Al-Qaeda.

El diario destaca luego el rol efectivo que desempeñó el general Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI), en la eliminación de Deash, enfatizando que sus acciones sirvieron también en forma indirecta a los intereses de EE.UU.

 

Tras haber aseverado la reducción de la influencia de Washington en Irak tras el martirio de Soleimani y el subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis, entre otros combatientes el 3 de enero cerca de Bagdad (capital iraquí), el artículo ha resaltado la respuesta misilística que Irán dio a la Casa Blanca por el crimen que cometió.

“Teherán ha respondido el asesinato del general Soleimani con ataques misilísticos a dos bases militares dirigidos por EE.UU. [en Irak] y es poco probable que sea el final de la venganza de Irán”, ha apostillado.

La madrugada del 8 de enero, la División Aeroespacial del CGRI de Irán lanzó una serie de misiles contra la base aérea Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar y ocupada por las tropas norteamericanas desde la invasión de Irak en 2003, y una base en Erbil, capital de la región del Kurdistán iraquí, también en poder de los norteamericanos.

El Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, ha enfatizado que dicho ataque solo fue una bofetada y no la venganza insistiendo en que se debe poner fin a “la presencia corrupta de EE.UU. en la región” del oeste de Asia.

msm/ktg/mrp/alg

Comentarios