• El presidente de EE.UU., Donald Trump (izda.), y el premier israelí, Benjamín Netanyahu, Tel Aviv, 21 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 19 de mayo de 2019 9:09
Actualizada: domingo, 19 de mayo de 2019 10:45

Políticos de izquierda y derecha de EE.UU. apuntan el dedo acusador al premier israelí, Benjamín Netanyahu, por la postura antiraní de Trump.

Según los críticos con la política exterior de la Casa Blanca, Netanyahu es “el viejo de la bolsa” que está detrás de las decisiones que adopta el mandatario de EE.UU. contra el país persa y la creciente tensión en la región del oeste de Asia, según recogió el sábado el diario israelí The Jerusalem Post.

Para los políticos estadounidenses, sean de extrema derecha o de extrema izquierda, el régimen de Tel Aviv es “el enigmático manipulador” de la política estadounidense hacia Irán, agregó el diario.

La publicación recordó que Ben Rhodes, el asesor de Seguridad Nacional del expresidente estadounidense Barack Obama (2009-2016), había indicado que Netanyahu era una de las personas que más “presiona” para que haya una confrontación bélica con Irán.

Patrick Joseph Buchanan, un comentarista político, escritor y columnista, advirtió en un artículo publicado el viernes que la guerra con Irán sería la mayor de todas las libradas por EE.UU. en Oriente Medio.

“¿Quién quiere que nos sumerjamos en Oriente Medio, librando una guerra nueva y más amplia de las que hemos tenido este siglo en Afganistán, Irak, Siria, Libia y Yemen?”, se preguntó el también alto consejero de varios presidentes estadounidenses Richard Nixon, Gerald Ford, y Ronald Reagan, para luego responder a la pregunta: El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, el asesor de Seguridad Nacional de EE.UU., John Bolton, Netanyahu (apodado Bibi), el príncipe heredero saudí, Muhamad bin Salman, y otros príncipes y emires de las monarquías ribereños del Golfo Pérsico.

¿Quién quiere que nos sumerjamos en Oriente Medio, librando una guerra nueva y más amplia de las que hemos tenido este siglo en Afganistán, Irak, Siria, Libia y Yemen? La repuesta: Pompeo, Bolton, Netanyahu”, afirmó el comentarista político Joseph Buchanan.

 

La escalada de tensión comenzó a principios de este mes de mayo, cuando Bolton afirmó que el envío a Oriente Medio del portaviones nuclear USS Abraham Lincoln y de una unidad de bombarderos era una advertencia a Irán: “cualquier ataque a los intereses” de EE.UU. o a los de sus aliados” en la región sería respondido con “una fuerza implacable”.

Distintos analistas destacan “el silencio” de los aliados de EE.UU. ante una eventual intervención militar directa contra Irán, salvo los regímenes de Israel y de Al Saud, “ambos enemigos de por vida” de la República Islámica.

Trump, en una muestra de apoyo a Israel, abre una nueva página de hostilidades contra Irán y ciertos países regionales

Desde su llegada a la Casa Blanca en 2017, Trump ha hecho lo imposible para mostrar su lealtad a Israel: reconoció la ciudad palestina de Al-Quds (Jerusalén) como capital del régimen de Tel Aviv y la soberanía israelí sobre el lado ocupado de los altos sirios del Golán, retiró a EE.UU. del acuerdo nuclear, e incluyó al Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán en su lista de grupos terroristas, tal y como deseaba el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu.

La medida hostil contra el CGRI, no obstante, está jugando en contra de Washington, dado que la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles) declaró en abril organizaciones terroristas al Comando Central de EE.UU. (Centcom) y a todas las fuerzas afiliadas. Las Fuerzas Armadas iraníes, por su parte, han prometido tratar como terroristas a los efectivos estadounidenses desplegados en la zona.

ask/ctl/krd/msf

Comentarios