• El senador estadounidense Lindsey Graham habla en una rueda de prensa, en Washington, 12 de diciembre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 13 de diciembre de 2018 7:57
Actualizada: jueves, 13 de diciembre de 2018 11:03

El senador estadounidense Lindsey Graham denunció el miércoles “las relaciones costosas” de su país con el régimen de Arabia Saudí.

“La relación con Arabia Saudí no está funcionando para Estados Unidos (…) Es más un coste que una ventaja”, señaló el senador republicano por el estado de Carolina del Sur en declaraciones ofrecidas en una conferencia de prensa desde el Capitolio (sede del Congreso) de EE.UU.

El influyente legislador republicano insistió en que el actual mecanismo no funciona de ninguna manera para Washington, pues es una relación entre países e individuos y el individuo saudí, el príncipe heredero, Muhamad bin Salman, “es muy tóxico, muy dañino y muy defectuoso”, censuró Graham.

Varios otros legisladores estadounidenses, que acompañaban a Graham en su comparecencia ante los medios, también defendieron la resolución —que será sometida este jueves a votación en el Senado— para pedir el cese del apoyo militar del Pentágono a agresión saudí a Yemen y la imposición de sanciones contra los saudíes, involucrados en el asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi.

“La resolución envía un mensaje muy claro tanto a esta Administración (estadounidense) como a Arabia Saudí de que, si este Gobierno no reorienta nuestra política hacia el reino saudí, entonces el Congreso lo hará”, dijo por su parte el senador demócrata Chris Murphy.

La relación con Arabia Saudí no está funcionando para Estados Unidos (…) Es más un coste que una ventaja”, ha señalado el senador republicano por el estado de Carolina del Sur (EE.UU.), Lindsey Graham.

 

No obstante, la votación de este jueves en el Senado será en gran medida simbólica porque la Cámara de Representantes no decidirá este año sobre el asunto y el presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado con vetar la resolución.

El inquilino de la Casa Blanca ha manifestado en varias ocasiones que seguirá la relación estratégica con la monarquía saudí y su príncipe heredero a pesar de las críticas por la responsabilidad de Bin Salman y autoridades de alto rango del régimen de los Al Saud en su guerra en Yemen, y el asesinato de Khashoggi.

mnz/rha/fmd/mkh

Comentarios