• El secretario de la Armada estadounidense, Richard V. Spencer, en una intervención ante la Cámara de Representantes en Washington DC.
Publicada: jueves, 8 de marzo de 2018 23:48

El empeño de China por aumentar su poderío militar y construir nuevos lazos económicos en todo el mundo tiene a los altos mandos de la Marina estadounidense preocupados ya que consideran que son un desafío a los intereses globales de los Estados Unidos.

Desde su llegada al poder en 2013, el presidente chino, Xi Jinping, ha tomado importantes iniciativas para modernizar su Fuerzas Armadas y establecer nuevas rutas comerciales en todo el mundo, hechos que el secretario de la Armada estadounidense, Richard V. Spencer, los ve como un desafío a los planes estratégicos globales de Washington, reporta en un informe este jueves el diario neoyorquino Newsweek.

El alto mando del cuerpo marine hizo referencia a la expansión china en su testimonio presentado el miércoles ante el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes en Washington DC, donde dijo que “la expansión militar y el establecimiento global de China me mantienen despierto por la noche”.

Refiriéndose al reciente arrendamiento por parte de China de un puerto de 1300 millones de dólares en Sri Lanka para los próximos 99 años, Spencer señaló a los legisladores que el interminable presupuesto que Pekín otorga para tales proyectos le daba una ventaja sobre los Estados Unidos.

La expansión militar y el establecimiento global de China me mantienen despierto por la noche”, dice el secretario de la Armada estadounidense, Richard V. Spencer.

 

Las autoridades chinas en su afán de expandir su influencia mundial, agregó el secretario, respaldan sin miramientos asignando grandes sumas de dinero a las investigaciones que permiten un avance tecnológico en campo militar.

No quedando cortos en sus ambiciones, prosiguió Spencer, Pekín ha puesto sobre la mesa unos 124 mil millones de dólares con el objetivo de relanzar la antigua Ruta de la Seda con nuevas rutas comerciales renovadas en Asia, África y Europa.

Además de innumerables proyectos de construcción e infraestructura, China ha establecido nuevas relaciones militares con países como Rusia, Paquistán y, en particular, en toda África. En agosto pasado, Pekín dio a conocer su primera base militar en el extranjero, concretamente, en Yibuti, en el este de África, donde también existen bases militares estadounidenses y francesas.

krd/lvs/mjs/mkh

Comentarios