• Tropas chinas en la base militar de China en Yibuti, en el Cuerno de África.
Publicada: jueves, 8 de marzo de 2018 2:34
Actualizada: jueves, 8 de marzo de 2018 3:07

El comandante del Mando para África de EE.UU. (AFRICOM, en inglés), Thomas Waldhauser, afirmó a los legisladores estadounidenses que el Ejército tendrá que hacer frente a consecuencias ‘significativas’ si China se hace con el control del puerto estratégico de Doraleh en Yibuti, en el Cuerno de África.

El pasado mes de febrero, el Gobierno de Yibuti finalizó el contrato de concesión de la Terminal de Contenedores Doraleh que mantenía con DP World de Dubái (Emiratos Árabes Unidos, EAU), uno de los mayores operadores portuarios del mundo. La oficina del presidente yibutiano, Ismail Omar Guelleh, afirmó que el contrato terminó después de que no se resolviera una disputa de larga data entre las dos partes, que comenzó en 2012.

En una audiencia del Congreso de EE.UU. que estuvo marcada por las preocupaciones existentes en torno al papel de China en África, los legisladores afirmaron que han visto informes que confirman que el Gobierno yibutiano canceló el contrato para ofrecérselo a China como un regalo, de acuerdo con lo anunciado el martes por la agencia británica de noticias Reuters.

Por su parte, DP World acusó a Yibuti de tomar ilegalmente el control de la Terminal de Contenedores Doraleh y ha llevado el caso al Tribunal de Arbitraje Internacional de Londres (LCIA, por sus siglas en inglés) para tratar de resolver la disputa.

Hay algunas indicaciones de que (China) está buscando instalaciones adicionales, específicamente en la costa oriental (...) Así que Yibuti es el primero (…) habrá más”, advirtió el comandante del Mando para África de EE.UU, Thomas Waldhauser.

 

Al respecto, el comandante estadounidense alertó de que “si los chinos se hacen con el puerto, luego las consecuencias serán significativas”.

En julio de 2017, el Ministerio de Defensa de China anunció la apertura oficial de su centro logístico naval en Yibuti, a tan solo unas millas del centro de operaciones estadounidenses en África, el campamento Lemonnier (en el norte del país africano).

“Hay algunas indicaciones de que (China) está buscando instalaciones adicionales, específicamente en la costa oriental (...) Así que Yibuti es el primero (…) habrá más”, advirtió Waldhauser.

El miércoles, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Geng Shuang, dijo a los reporteros que Pekín espera que “EE.UU. pueda ver de manera objetiva e imparcial el desarrollo de China, así como la cooperación China-África”.

La empresa de gestión Terminal de Contenedores Doraleh, de Yibuti, firmó el miércoles un acuerdo con la naviera asiática Pacific International Lines (PIL) para aumentar, en un tercio, la carga transportada en el enclave. PIL es una de las compañías navieras más grandes de Asia, clasificada como la “undécima entre los principales operadores de portacontenedores en el mundo”.

fdd/anz/snz/rba

Comentarios