• Fuerzas del Ejército chino durante un desfile militar.
Publicada: jueves, 15 de febrero de 2018 0:32
Actualizada: jueves, 15 de febrero de 2018 2:28

El comandante de las tropas de Estados Unidos en el Pacífico, el almirante Harry Harris, ha advertido este miércoles de que el poderío militar de China está creciendo a tal ritmo que pronto podría rivalizar con el poder estadounidense ‘en casi todos los terrenos’.

“La impresionante acumulación militar de China pronto podría desafiar a Estados Unidos en casi todos los terrenos”, ha dicho Harris al Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes de EE.UU.

De hecho, ha advertido a los legisladores de que deben desconfiar de las inversiones de Pekín en los activos tradicionales, así como del desarrollo de una nueva ola de tecnologías, como misiles hipersónicos e inteligencia artificial.

De acuerdo con el alto mando militar estadounidense, los avances clave del gigante asiático incluyen mejoras significativas en los sistemas de misiles, el desarrollo de capacidades de aeronaves de combate de quinta generación y el aumento del tamaño y la capacidad de la Armada china para incluir su primera base en el extranjero, concretamente en Yibuti.

Al mismo tiempo, ha agregado que si el país norteamericano no se adapta al ritmo, el Mando del Pacífico de Estados Unidos (PACOM, por sus siglas en inglés) tendrá dificultades para competir con el Ejército de Liberación Popular (ELP) de China en futuros campos de batalla.

La impresionante acumulación militar de China pronto podría desafiar a Estados Unidos en casi todos los terrenos”, advierte el comandante de las tropas de Estados Unidos en el Pacífico, el almirante Harry Harris.

Un vistazo al poderío militar de EE.UU. y China

 

Las preocupaciones de Estados Unidos respecto a China no son nada nuevas, pues ya se reflejaron en la nueva Estrategia de Seguridad Nacional estadounidense, donde se señala que Pekín tiene la intención de expulsar al país norteamericano de la región indo-pacífica.

Conforme al documento, China desafía “el poder, la influencia y los intereses de Estados Unidos” y, además, está tratando de “socavar la seguridad y la prosperidad de Estados Unidos”.

ftn/anz/mjs/rba

Comentarios