• El secretario de Estado estadounidense, Rex Wayne Tillerson, en Londres, capital británica, 22 de enero de 2018.
Publicada: martes, 23 de enero de 2018 9:58

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, reconoció el lunes que su país no sería capaz de arreglar lo que calificó de ‘fallas’ del acuerdo nuclear entre el Grupo 5+1 e Irán a tiempo para cumplir con la fecha límite de la Casa Blanca.

“Estados Unidos carece del tiempo necesario para cumplir con lo que el presidente [Donald Trump] está buscando, pero nosotros no podemos establecer plazos al resto”, dijo Tillerson ante los periodistas en su vuelo de Londres a París.

Cuando Trump renunció a las sanciones contra Irán el pasado 12 de enero, aseguró que era la última vez, a menos que Europa consintiera en ayudar a restringir las pruebas de misiles iraníes y su desarrollo y también a realizar inspecciones.

Después de suscribir el pacto nuclear en 2015, también conocido como el Plan Integral de Acción Conjunta (JCPOA, por sus siglas en inglés), el presidente de EE.UU. debía confirmar cada cuatro meses que Teherán estaba respetando el acuerdo y, en consecuencia, renunciar a los embargos antiiraníes.

Estados Unidos carece del tiempo necesario para cumplir con lo que el presidente [Donald Trump] está buscando, pero nosotros no podemos establecer plazos al resto”, señaló el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en relación con la modificación del acuerdo nuclear con Irán.

El jefe de la Diplomacia norteamericana informó de que tiene previsto abordar este tema en la reunión de la próxima semana con los funcionarios de Alemania, Francia, Italia y otros países integrantes de la Unión Europea (UE).

Además, detalló el contenido de las conversaciones con los europeos: intercambio de puntos de vista sobre cómo se pueden solventar los fallos del acuerdo nuclear iraní, qué tipo de mecanismos se han de usar y cómo se pueden aumentar las cooperaciones para contrarrestar las actividades de Irán no relacionadas con el programa nuclear.

En este contexto, se refirió a las preocupaciones que tiene Washington y la Administración de Trump sobre las “exportaciones de armas de la República Islámica de Irán a Yemen y otros lugares”, sobre las que, sin embargo, los estadounidenses no han podido ofrecer pruebas concretas.

El pasado sábado, la revista germana Der Spiegel publicó un informe donde revelaba que Alemania, el Reino Unido y Francia —tres países europeos signatarios del tratado nuclear— están presionando a otros Estados europeos para que acepten imponer nuevas sanciones contra Irán a fin de satisfacer a Donald Trump.

Recordemos que la Unión Europea ha asegurado una y otra vez que desoirá las amenazas de Trump sobre la salida del acuerdo nuclear. De todos modos, las autoridades del país persa confirman que tienen opciones sea cual sea el escenario que se les presente.

zss/nii/