• El presidente de EE.UU., Donald Trump, ofrece un discurso.
Publicada: domingo, 14 de enero de 2018 11:30
Actualizada: lunes, 15 de enero de 2018 2:20

Diecisiete exoficiales del equipo de lanzamiento nuclear de Estados Unidos han pedido al Congreso estadounidense que limite el poder del presidente Donald Trump para usar armas nucleares porque ‘ningún individuo tiene derecho a destruir otras naciones’.

Mediante una carta abierta al Congreso, los militares recuerdan, sobre todo los últimos ejemplos de la “retórica inflamatoria” del magnate republicano respecto a Corea del Norte, como las declaraciones sobre el tamaño de "su botón nuclear" o las amenazas de “fuego y furia”.

También, enfatizan que estas actitudes de Trump han puesto a EE.UU. “en curso de colisión” con Corea del Norte. “Peor aún, parece que el presidente está operando bajo la creencia de que estas amenazas de guerra nuclear están funcionando”, se lamentan los exmilitares.

Los firmantes, asimismo, señalan que Trump se muestra constantemente “como cebo fácil, obstinado en su ignorancia” de la política y la diplomacia mundiales, y rápido en esgrimir amenazas nucleares.  

Nosotros y nuestra nación no podemos soportar ser rehenes de los cambios de humor de un comandante en jefe petulante y tonto”, aseguran 17 exoficiales estadounidenses en referencia de la actitud y las afirmaciones del presidente de EE.UU., Donald Trump.

 

“Nosotros y nuestra nación no podemos soportar ser rehenes de los cambios de humor de un comandante en jefe petulante y tonto”, aseguran los exoficiales en referencia a la actitud y las afirmaciones del inquilino de la Casa Blanca.

En los recientes meses, la tensión entre Corea del Norte y EE.UU. se ha incrementado a niveles nunca antes vistos.

La Administración de Trump inició una guerra dialéctica contra el líder norcoreano, Kim Jong-un, al que acusa de ensayar Misiles Balísticos Intercontinentales (ICBM, por sus siglas en inglés), capaces de cargar ojivas nucleares con un alcance que puede llegar al territorio continental estadounidense, como un preludio para socavar la seguridad regional.

Por su parte, Pyongyang ha rechazado en reiteradas ocasiones estas acusaciones y recuerda que Estados Unidos y Corea del Sur, con sus maniobras conjuntas militares, ponen en peligro la estabilidad de la zona.

aaf/ctl/mnz/msf

Commentarios