• El terrorista estadounidense Abu Saleh al-Amreeki en el vídeo publicado por Daesh.
Publicada: jueves, 28 de diciembre de 2017 2:21
Actualizada: jueves, 28 de diciembre de 2017 3:26

Un integrante estadounidense del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) amenaza al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y urge a los seguidores de esta banda extremista en el país norteamericano a cometer ataques terroristas.

El integrante, un discapacitado que se hace llamar Abu Saleh al-Amreeki, amenaza en el vídeo, publicado este miércoles, de muerte al mandatario estadounidense y le advierte de que su retórica hostil contra Daesh provocará ataques de este grupo extremista en el país norteamericano.

“Llegaste a la Casa Blanca con tu retórica hostil (...) y ahora comprobarás que tu victoria es una farsa. Tu guerra en nuestra contra ha hecho que tu país sea más vulnerable”, dice Al-Amreeki durante el vídeo, supuestamente rodado en zonas aun bajo el control de Daesh en Siria.

Del mismo modo, el terrorista urge a los miembros y simpatizantes de Daesh a aprovecharse de las leyes de Estados Unidos sobre la posesión de armas para adquirir armas de fuego con las que llevar a cabo ataques en suelo estadounidense.

Llegaste a la Casa Blanca con tu retórica hostil (...) y ahora comprobarás que tu victoria es una farsa. Tu guerra en nuestra contra ha hecho que tu país sea más vulnerable”, dice el terrorista estadounidense Abu Saleh al-Amreeki.

 

Además, aconseja a los simpatizantes de esta banda extremista en otros países occidentales a seguir el ejemplo de los terroristas y realizar ataques utilizando cualquier medio, ya sean cuchillos, vehículos, armas de fuego u otros medios a su alcance.

No es la primera vez que la aludida formación terrorista lanza amenazas contra el presidente estadounidense. En un mensaje similar difundido a principios de agosto, un integrante británico de este grupo amenazó a Trump y a sus aliados con “asesinarlos en sus propias casas”.

En los últimos dos años, Daesh llevó a cabo cinco atentados terroristas en suelo estadounidense, de los cuales destaca el de diciembre de 2015 en un centro médico para discapacitados mentales de San Bernardino y el otro, en junio de 2016, en Orlando (Florida), que dejó un gran número de muertos.

hgn/anz/myd/rba

Comentarios