• Un combatiente de las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) se prepara para disparar un mortero, 21 de febrero de 2017.
Publicada: lunes, 27 de noviembre de 2017 23:18

Estados Unidos ha informado este lunes que está revisando ‘ajustes’ en el suministro de armas para su aliado, las fuerzas árabe-kurdas de Siria.

“Estamos revisando los ajustes pendientes del apoyo militar proporcionado a nuestros socios kurdos”, ha anunciado Eric Pahon, portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono).

De acuerdo con el vocero militar, estos “ajustes” se llevarán a cabo conforme a las necesidades de sus “socios” —las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS)— para evitar el regreso del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) y garantizar la estabilización en la región ‘ocupada’.

No obstante, a la pregunta si EE.UU. planea cesar el envío de armamentos a sus fuerzas aliadas en Siria, Pahon ha rehusado contestar, sugiriendo solo que tales decisiones se tomarían conforme el desarrollo de los acontecimientos en el campo de batalla.

Estamos revisando los ajustes pendientes del apoyo militar proporcionado a nuestros socios kurdos”, anuncia Eric Pahon, portavoz del Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono).

 

Fue a mediados de octubre pasado cuando las FDS, respaldadas por Washington, aseguraron haber derrotado totalmente a la banda terrorista takfirí EIIL en la ciudad de Al-Raqa, en el norte de Siria.

Por su parte, Damasco, argumentando que las FDS no forman parte del Ejército Árabe Sirio (SAA, por sus siglas en inglés) y son apoyadas por extranjeros, considera que Al-Raqa todavía está ‘ocupada’ y no descarta una operación para “recuperar” esta ciudad, otrora capital del denominado ‘califato’ del EIIL. 

La ayuda militar que brinda EE.UU. a las FDS, para supuestamente luchar contra los terroristas, ha provocado desde el principio críticas de muchos, sobre todo de Turquía, que ve cada día el creciente poder de los kurdos como una amenaza a su seguridad

Turquía dijo el viernes que el presidente estadounidense, Donald Trump, comunicó a su par turco, Recep Tayyip Erdogan, que había dado instrucciones para no entregar más armas a los combatientes kurdos sirios. Ankara ha pedido este lunes a la Casa Blanca que cumpla con su promesa.

De todos modos, la ‘victoria’ en Al-Raqa, cuyo mérito se atribuyó el propio Trump, ya no tiene la misma ‘gloria’ después de que un informe exclusivo de la cadena británica BBC, titulado ‘El sucio secreto de Al-Raqa’, revelara que no hubo enfrentamiento alguno con los terroristas para tomar esta ciudad sino bajo un acuerdo secreto cientos de integrantes de Daesh, junto a sus familias y armas, huyeron de Al-Raqa y ahora pueden estar en cualquier parte del mundo.

zss/ncl/myd/hnb

Comentarios