• Soldados del Ejército de EE.UU. asisten a un desfile militar en la base estadounidense de Camp Garrison Humphreys, oeste de Corea del Sur.
Publicada: martes, 18 de abril de 2017 6:43

El Ejército de EE.UU. ordena la construcción de dos nuevas bases militares en Corea del Sur con el fin de garantizar la seguridad de sus aliados ante las amenazas.

Según un comunicado emitido el lunes por el Departamento de Defensa de EE.UU., el proyecto incluye un centro de operaciones de las fuerzas de EE.UU. en el país asiático así como la IIIª fase de las instalaciones en la base militar estadounidense de Camp Garrison Humphreys (oeste).

A este respecto, detalla la nota, la empresa constructora Gilbane Federal de Concord, con sede en California, ha recibido 133,4 millones de dólares y tiene previsto terminar las construcciones para el 2 de mayo de 2020.

No obstante, la Defensa estadounidense no detalla el lugar exacto para instalar el centro de operaciones de las fuerzas del país norteamericano que se suma a las ya decenas de instalaciones militares de Washington en el territorio surcoreano.

El anuncio coincide con las declaraciones de la secretaria interina para Asuntos del este de Asia y del Pacífico de EE.UU., Susan Thornton, que resaltan el apoyo incondicional del presidente estadounidense, Donald Trump a sus aliados asiáticos ante el militarismo norcoreano.

 

“El presidente fue muy claro respecto que no aceptará que EE.UU. y sus aliados y socios en la región estén bajo amenaza de este régimen hostil y su programa nuclear y de misiles”, destacó el lunes Thornton.

Seguidamente, comentó que “estamos dispuestos a defender a nuestro pueblo y aliados, si es necesario” y ante cualquier acto provocativo que supongan los programas nucleares y de misiles balísticos de Corea del Norte.

Últimamente, EE.UU. está aumentando cada vez más su presencia militar en la península coreana, so pretexto de “proteger” a los países aliados ante la amenaza norcoreana. En la misma jornada del lunes, Washington y Seúl acordaron adelantar la instalación del escudo antimisiles de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés), en suelo surcoreano.

En tanto, Pyongyang, que califica de “provocación” la presencia estadounidense en la península coreana ha amenazado con una posible guerra nuclear que “podría estallar en cualquier momento”.

tas/rha/rba

Comentarios