• Edificio de la embajada de EE.UU. en la ciudad israelí de Tel Aviv.
Publicada: miércoles, 4 de enero de 2017 0:50

Los senadores republicanos de EE.UU. están presionando al Departamento de Estado ‎para trasladar la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén (Al-Quds).‎

“Jerusalén es la capital eterna e indivisible de Israel. Desafortunadamente, la venganza de la Administración de (Barack) Obama contra Israel ha sido tan viciosa que incluso pronunciar esta sencilla verdad, o sea, que Jerusalén es el lugar apropiado para la embajada estadounidense en Israel es sorprendente en algunos círculos”, declaró el martes el senador republicano Ted Cruz en un comunicado.

Insistió en que ha llegado el momento de cumplir con las promesas y hacer lo que el Congreso aprobó en 1995: "mover formalmente nuestra embajada a Jerusalén, la capital de nuestro gran aliado Israel".

Jerusalén es la capital eterna e indivisible de Israel. Desafortunadamente, la venganza de la Administración de (Barack) Obama contra Israel ha sido tan viciosa que incluso pronunciar esta sencilla verdad, o sea, que Jerusalén es el lugar apropiado para la embajada estadounidense en Israel es sorprendente en algunos círculos”, ha declarado el senador republicano Ted Cruz.

El Congreso norteamericano aprobó una ley en 1995 que ordena el traslado de la Embajada de EE.UU. a Jerusalén, pero deja la decisión al presidente. Desde entonces, todos los presidentes se han negado a hacerlo, citando intereses de seguridad nacional de Estados Unidos.

 

Durante la campaña electoral, el presidente electo de EE.UU., Donald Trump adelantó que, de ser elegido, trasladaría la embajada estadounidense de Tel Aviv a Al-Quds“Y lo haría con bastante rapidez”, aseguró el magnate en marzo.

La decisión de Trump de trasladar la misión diplomática de su país a Al-Quds ha provocado duras críticas de las autoridades palestinas. El embajador palestino ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Riad Mansur, ya advirtió de las repercusiones de dicha medida.

Palestina está absolutamente en contra de la postura de Trump, pues constituye “una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) y contraviene la resolución 181 de la Asamblea General” de la ONU.

mkh/krd/nii/

Comentarios