• Reos en una cárcel estadounidense.
Publicada: domingo, 11 de septiembre de 2016 7:20

Varias cárceles de EE.UU., en especial de La Florida, fueron escenarios de revueltas en reacción a las malas condiciones de vida y violencia que sufren los presos.

Según informó el viernes el diario estadounidense Miami Herarld, las autoridades penitenciarias del estado de La Florida declararon estado de emergencia para apaciguar las rebeliones.

Una sublevación en la prisión Helmz comenzó desde la noche del miércoles y duró hasta la mañana del día siguiente y en ella participaron más de 400 presos. Tal como indica la fuente, el alzamiento dejó daños en casi todos los dormitorios de la cárcel.

A pesar de que en el incidente nadie resultó herido, el Departamento de Correcciones de La Florida (FDOC, en inglés) declaró situación de emergencia ante el temor de que se expandan los disturbios en otros presidios de la región y otros estados del país.

En las cárceles de EE.UU. se encuentran hacinados más de 2 millones 200 mil presos, muchos de ellos arrestados por crímenes de poco importancia o padecen de algún tipo de enfermedad mental.

 

En este contexto, a los prisioneros solamente les permiten salir de sus dormitorios a la hora del almuerzo debido a la falta de guardias para vigilarlos y encaran muchos obstáculos e inconvenientes en las actividades destinadas al aprendizaje de artes u oficios.  

Un informe de 178 páginas publicado por Miami Herarld, en diciembre de 2015 enumera los problemas que tiene el sistema penitenciario del estado de La Florida, entre los cuales figuran la escasez de empleados, la falta de programas adecuados y el mal estado de las instalaciones.

El sistema penitenciario de La Florida alberga entre sus muros casos de corrupción, robos, violaciones de derechos humanos, brutalidad policial y abuso de presos. Y lo más grave es que las autoridades encargadas de investigar dicha situación se han dedicado a ocultarla.

mnz/ctl/msf

Comentarios