• La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, habla en una cita del organismo en Washington, 8 de octubre de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 8 de octubre de 2019 18:54

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha alertado que los conflictos comerciales han llevado a una “desaceleración sincronizada” en la economía mundial.

“En 2019, esperamos un crecimiento más lento en casi el 90 % del mundo. La economía mundial está ahora en una desaceleración sincronizada. Eso significa que el crecimiento de este año se frenará a su tasa más baja desde el comienzo de la década”, ha indicado este martes la nueva directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva.

En su discurso inaugural tras asumir la dirección del FMI el 1 de octubre, Georgieva ha presentado una investigación de la entidad que muestra que el efecto acumulativo de los conflictos comerciales podría significar una reducción de 700 000 millones de dólares en la producción del Producto Interno Bruto (PIB) mundial para 2020, o alrededor del 0,8 %.

El estudio considera también las alzas de aranceles anunciadas y planificadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump, sobre las importaciones chinas. Gran parte de las pérdidas del PIB se originarán de la pérdida de confianza empresarial y las reacciones negativas del mercado, ha dicho.

LEER MÁS: “Disputa comercial China-EEUU desacelera la economía mundial”

En 2019, esperamos un crecimiento más lento en casi el 90 % del mundo. La economía mundial está ahora en una desaceleración sincronizada. Eso significa que el crecimiento de este año se frenará a su tasa más baja desde el comienzo de la década”, ha indicado la nueva directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva.

 

La economista búlgara, exfuncionaria de la Unión Europea (UE) que anteriormente ocupó el puesto número dos en el Grupo del Banco Mundial, ha destacado que el comercio “casi se había estancado”.

Además, ha advertido que las fracturas en el comercio podrían conducir a cambios que durarán una generación, incluidas cadenas de suministro rotas, sectores comerciales aislados, un “Muro de Berlín digital” que obliga a los países a elegir entre sistemas tecnológicos.

Georgieva ha instado a los países a trabajar juntos en una revisión de las normas comerciales mundiales para que sean sostenibles, y ha hecho referencia a las frecuentes quejas sobre las prácticas comerciales de China, sin mencionar específicamente al país.

“Eso significa lidiar con los subsidios, así como los derechos de propiedad intelectual y las transferencias de tecnología”, ha indicado, para después agregar que un sistema comercial modernizado liberaría el potencial de los servicios y el comercio electrónico.

myd/anz/tqi/mjs

Comentarios