• Descargan una carga de soja en un buque de carga chino en el puerto brasileño de Santos. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 29 de diciembre de 2018 8:42

La guerra comercial desatada por el presidente estadounidense, Donald Trump, ha provocado pérdidas mil millonarias para EE.UU. y China, revela un informe.

La economía de EE.UU. y China pierde alrededor de 2,9 mil millones de dólares anuales debido a los aranceles impuestos sobre la soja, el maíz, el trigo y el sorgo, indicó Wally Tyner, el economista agrícola de la Universidad estadounidense de Purdue.

La interrupción del comercio de productos agrícolas ha perjudicado a ambas partes, agrega el reporte —citado el viernes por la agencia británica Reuters—; no obstante, resalta, China como mayor importador de soja del mundo ha sufrido más pérdidas.

Desde la imposición en julio pasado de un 25 % de aranceles a importación de soja de EE.UU. en represalia por los gravámenes impuestos por parte de Washington, Pekín ha estado comprando este producto, principalmente, a Brasil, añade Reuters.

Según cifras ofrecidas por el Departamento de Agricultura de EE.UU., el total de exportaciones agrícolas estadounidenses a China durante los primeros 10 meses de 2018 se redujo en un 42 % respecto al año anterior.

“Es algo que está pidiendo una resolución (…) Es una pérdida para ambos, Estados Unidos y China”, apostilló Tyner.

Es algo que está pidiendo una resolución (…) Es una pérdida para ambos, Estados Unidos y China”, advierte Wally Tyner, el economista agrícola de la Universidad de Purdue, en alusión a la guerra comercial entre Washington y Pekín.

 

Debido a esta situación, el reporte pone de manifiesto que las pérdidas pueden motivar al inquilino de la Casa Blanca y su homólogo chino, Xi Jinping, a resolver su disputa comercial antes de la fecha límite del 2 de marzo.

De hecho, un reporte anual elaborado recientemente por el Centro de Investigación Económica y Empresarial de Londres (CEBR, por sus siglas en inglés) ha revelado que China superará en 2032 a EE.UU. como mayor economía del mundo.

Trump ha iniciado esta guerra comercial bajo diversos pretextos, como que las empresas tecnológicas chinas roban la propiedad intelectual de firmas estadounidenses. Pekín, a su vez, ve en las acciones de Washington intentos de dominación y de “reprimir” el crecimiento económico, el desarrollo científico y tecnológico de su país.

fmk/ktg/hnb/msf

Comentarios