• El vicecanciller alemán y el ministro de Economía, Sigmar Gabriel.
Publicada: sábado, 18 de julio de 2015 14:49

El vicecanciller alemán, Sigmar Gabriel, viajará a Irán con una importante delegación empresarial esta semana, como indicador de que la potencia económica de Europa se está moviendo rápidamente para acoplarse con el país persa, tras el fin de los diálogos entre Irán y el G5+1 por el caso del programa nuclear pacífico.

Sigmar Gabriel, quien también es el ministro de Energía y Economía del Gobierno de la canciller, Angela Merkel, viajará a Irán este domingo y permanecerá hasta el martes.

La delegación formada por representantes de la empresa fabricante de gases industriales (Linde), la firma de electrónica e ingeniería eléctrica (Siemens AG), la empresa química (BASF), la Cooperación Alemana el Desarrollo Internacional (Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit, GIZ) y fabricantes de automóviles, como Daimler, con su marca Mercedes-Benz, Volkswagen y decenas de otras compañías viajarán la próxima semana a la capitalina ciudad de Teherán para restablecer relaciones comerciales y económicas.

En alusión a la visita de la delegación, compuesta por unas 60 personas, el director general para Europa, América y países vecinos del mar Caspio en el Ministerio del Petróleo de Irán, Husein Emaili, tras destacar el potencial de los alemanes en diferentes campos industriales, consideró que este periplo es un punto de inflexión en las relaciones entre ambos, que se vieron afectadas por las sanciones.

Según Esmaili, Alemania era uno de los principales socios comerciales del país persa antes de las sanciones ilegales impuestas Irán bajo el pretexto del programa de energía nuclear.

Alemania se consideraba uno de los principales socios comerciales de Irán antes de las sanciones.

 

Asimismo, respecto a la delegación, explicó que diez grandes empresas, junto a decenas de pequeñas firmas, vienen en este viaje.

En la agenda de trabajo del grupo alemán se incluyen encuentros con el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, el ministro de Petróleo, Biyan Namdar Zanganeh; el de Industria, Minas y Comercio, Mohamad Reza Nematzade; el titular de Energía, Hamid Chitchian; y miembros de la Cámara de Comercio, entre otras instituciones.

Las empresas europeas y de otros países, que perdieron importantes oportunidades comerciales con Irán debido a las sanciones ilegales, ven la conclusión de los diálogos nucleares entre Irán y el G5+1 como una oportunidad para regresar al mercado iraní.

Después de 18 días de conversaciones maratónicas en Viena, capital austriaca, Irán y el G5+1 (EE.UU., el Reino Unido, China, Rusia y Francia, más Alemania) llegaron el martes a una conclusión sobre el Plan Integral de Acción Conjunta, el cual busca eliminar las sanciones antiraníes a cambio de algunos límites al programa de energía nuclear.

tmv/ybm/rba

Comentarios