• El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, habla con la prensa a su llegada a Bakú, capital de Azerbaiyán, 24 de enero de 2021.
Publicada: domingo, 24 de enero de 2021 22:34

Irán enfatiza la necesidad de diálogo entre los países ribereños del Golfo Pérsico y asegura que esta vía conducirá a encontrar una salida a las disputas.

“Siempre hemos creído que la región del Golfo Pérsico necesita diálogo, cooperación y medidas para promover la confianza entre los países que la integran —Irán, Irak, Kuwait, Arabia Saudí, Baréin, Catar, Emiratos Árabes Unidos y Omán—, ha dicho este domingo el ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

En declaraciones formuladas a la prensa a su llegada a Bakú (capital azerbaiyana), Zarif ha señalado que “Irán siempre ha tenido y tendrá los brazos abiertos” para dialogar con sus vecinos.

La República Islámica ha resaltado, una y otra vez, que el tema de seguridad del Golfo Pérsico depende de los Estados ribereños y no de los actores extrarregionales, como EE.UU., que solo aumentan la inseguridad en la región.

Teherán, al destacar la derrota del ya expresidente estadounidense Donald Trump en las elecciones del 3 de noviembre, se ha manifestado esperanzado de que los países regionales recuperen su independencia para preservar su seguridad.

 

Irán aboga por ayudar a garantizar la estabilidad de Karabaj

El jefe de la Diplomacia de Irán se encuentra en Bakú, como el primer destino de un periplo regional que en los próximos días lo llevará a Rusia, Armenia, Georgia y probablemente a Turquía.

Zarif ha explicado que examinar cuestiones de la cooperación regional con dichos países “que mantienen lazos bilaterales y estrechos con la República Islámica, constituye uno de los objetivos más importantes de estos viajes”.

En concreto, sobre Azerbaiyán, el titular persa ha puesto de manifiesto la disposición de Irán a ayudar a garantizar la estabilidad en la región de Nagorno Karabaj y ha asegurado que al país persa le complace que “la nación de la República de Azerbaiyán haya recuperado sus tierras”. “Nos gustaría ayudar a que los residentes de estas tierras liberadas regresen a sus hogares lo antes posible”, ha agregado.

El 27 de septiembre de 2020 se reanudaron los enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán sobre la región en disputa de Nagorno Karabaj y, tras casi un mes y medio de ataques mutuos, las partes acordaron en noviembre una tregua, a través de la que Bakú logró importantes avances territoriales.

tqi/ncl/rba