• Personal de emergencia trabaja en un lugar dañado por cohetes armenios en la ciudad azerbaiyana de Ganyá, 4 de octubre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 4 de octubre de 2020 23:26
Actualizada: lunes, 5 de octubre de 2020 2:15

La embajada de Irán en Bakú condena los ataques lanzados contra civiles en el marco de los choques entre Azerbaiyán y Armenia por la región de Nagorno Karabaj.

“La embajada de la República Islámica de Irán en la República de Azerbaiyán (…) condena tajantemente cualquier violación de los derechos de la gente inocente y su asesinato, así como la destrucción de los sitios, edificios e instalaciones no militares”, comunicó el domingo la misión diplomática iraní en Bakú (capital azerbaiyana).

La nota enfatiza la necesidad de “respetar los derechos humanos y el derecho internacional humanitario”, así como las normas, principios y reglamentos internacionales que rigen los conflictos armados, como los convenios de Ginebra (1949) y sus protocolos adicionales, en concreto el Cuarto Convenio de Ginebra, relativo a la protección de personas civiles en tiempo de guerra.

La sede diplomática persa en Bakú emitió este comunicado, después de que Azerbaiyán anunciara la misma jornada que las fuerzas armenias habían disparado cohetes contra algunas zonas azerbaiyanas, matando e hiriendo a un número de civiles.

El mismo domingo, la Fiscalía azerbaiyana anunció que al menos 22 civiles habían muerto y otros 74 habían resultado heridos, desde el inicio de los choques con Armenia. Además, denunció que los ataques de las fuerzas armenias habían causado que unas 248 viviendas y 49 instalaciones civiles sufrieran daños.

 

Por otro lado, el Gobierno armenio denunció que Stepanakert (Jankandi, en azerbaiyano), la principal ciudad de la región de Nagorno Karabaj, estuvo bajo el fuego de artillería de Azerbaiyán.

El domingo marcó la octava jornada del enfrentamiento armado entre las fuerzas armenias y azerbaiyanas, que siguen involucradas en un conflicto por la región de Nagorno Karabaj, un enclave reconocido internacionalmente como territorio de Azerbaiyán, pero su población es de mayoría armenia, pues los azerbaiyanos étnicos huyeron del territorio en 1992 cuando los separatistas lo tomaron en una medida apoyada por Ereván.

El presidente azerbaiyano, Ilham Aliev, confirmó el domingo que su país arrebató a Armenia el control de una ciudad y varias aldeas circundantes en Nagorno Karabaj.

Nagorno Karabaj anunció en julio de 1988 su salida unilateral de la entonces República Soviética de Azerbaiyán, y más tarde, cuando Azerbaiyán anunció su independencia de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), el enclave se proclamó independiente y pasó a llamarse República de Nagorno Karabaj. Después de una guerra entre Armenia y Azerbaiyán entre 1991 y 1994, Bakú perdió el control de la región y continúan las tensiones.

Las ya renovadas tensiones han desatado en los últimos días la preocupación de la comunidad internacional que teme la perspectiva de una guerra total. Irán, país vecino de Armenia y Azerbaiyán, ha llamado a ambos lados al diálogo y ha urgido el cese inmediato de la confrontación, advirtiendo que “esa alarmante violencia” amenazaba la estabilidad regional.

tqi/rha/hnb