• El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami.
Publicada: martes, 23 de noviembre de 2021 19:19

Un alto mando militar iraní asegura que, gracias a la Revolución Islámica, Estados Unidos va perdiendo su influencia en la región de Asia Occidental.

El comandante en jefe del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de división Hosein Salami, ha dicho este martes que la Revolución Islámica de 1979 sirvió para frenar la influencia de la ideología occidental en Irán.

Según el general Salami, la epopeya de la Revolución le otorgó a la República Islámica independencia política y libertad para adoptar su propia mentalidad estratégica, proporcionándole así la oportunidad de elegir su propio destino. A su vez, ha añadido, que esta independencia política, ha dado lugar a la independencia del país en los ámbitos cultural, económico, científico, de seguridad y defensivo.

Por extensión, ha proseguido, las repercusiones regionales de la Revolución vinieron a impedir que la injerencia militar regional de Estados Unidos se tradujera en un triunfo político.

En este sentido, ha hecho referencia al enorme gasto militar de EE.UU. en la región y su fracaso a la hora de hacer realidad ninguna de sus aspiraciones políticas.

“Cuando un país llega a este punto, comienza su trayectoria de decadencia y su poder empieza a bajar por una pendiente descendente”, ha subrayado el militar, persa al recordar los fracasos de Washington en Irak, Siria, Afganistán y Yemen. “Fue la Revolución la que provocó su desgaste”, ha resaltado.

 

En otra parte de sus declaraciones, ha enfatizado que hubo una época en la que Estados Unidos gozaba del mando de las posiciones estratégicas e instituciones políticas del mundo y solía ejercer el control de alrededor del 40 por ciento de la economía y la riqueza mundial.

No obstante, ha subrayado, “EE.UU [de] hoy es mucho más débil que [solía ser] hace 43 años”, ha afirmado para decir que la disparidad entre el poder de Irán y el de Estados Unidos “está dando paso gradualmente a la paridad”.

De acuerdo a Salami, en la actualidad un poderoso Irán es el competidor de Estados Unidos en todos los ámbitos, mientras que en el pasado solo formaba parte de la geografía política de Occidente.

Para el militar iraní, las operaciones del enemigo no tienen ningún efecto sobre la voluntad del pueblo persa, y muestra de ello son las exportaciones de combustible de la República Islámica a El Líbano que se han estado llevando a cabo a pesar de las sanciones de EE.UU. que enfrentan ambos países. “No pueden atacar nuestros barcos [cargados de combustible]. Es Irán quien maneja a Estados Unidos”, ha concuido.

mep/tqi/rba