• El comandante en jefe del Ejército de Irán, el general de división Seyed Abdolrahim Musavi.
Publicada: miércoles, 14 de julio de 2021 17:07

El comandante en jefe del Ejército de Irán dice que los recientes acontecimientos internos de Afganistán no representan amenaza alguna para el país persa.

“Nuestras Fuerzas Armadas están al más alto nivel de preparación y dispuestas a contrarrestar cualquier amenaza, por lo que los recientes acontecimientos que se viven en Afganistán no representan peligro alguno para nuestro país”, ha subrayado este miércoles el comandante en jefe del Ejército de Irán, el general de división Seyed Abdolrahim Musavi.

El alto mando militar persa ha hecho estas declaraciones al visitar el cruce fronterizo de Doqarun, ubicado a lo largo de la frontera oriental de Irán con Afganistán, capturado recientemente por los talibanes como parte de su rápido avance militar dentro del país centroasiático, azotado por guerra.

El general de división Musavi ha revisado in situ los equipos militares y los efectivos de la brigada móvil 277 Mártir Tulayi del Ejército de la República Islámica de Irán desplegados en el paso fronterizo de Doqarun.

De acuerdo con el mando castrense, más del 90 por ciento de las fronteras del país están siendo monitoreadas con avanzados sistemas electrónicos, cámaras de vigilancia y aviones no tripulados (drones) de reconocimiento.

“Las fronteras terrestres, marítimas y aéreas del país, en las que están desplegadas las Fuerzas Armadas, están bajo monitoreo mediante sistemas de vigilancia actualizados”, ha resaltado.

 

Irán comparte más de 900 kilómetros de frontera con Afganistán. Las provincias afganas de Herat, Farah y Nimruz limitan con las provincias iraníes de Jorasán Razavi, Jorasán del Sur (ambas en el este) y Sistán y Baluchistán (sureste).

Últimamente, el grupo armado Talibán afirmó que se había hecho con el control del 85 % del territorio afgano, una declaración que el Gobierno de Kabúl desestimó, considerándola parte de una campaña propagandística.

Los avances de los talibanes se producen en medio de la retirada de las tropas lideradas por Estados Unidos del país asiático, después de dos décadas de guerra y ocupación ilegal.

La semana pasada, la Administración de Aduanas de Irán (IRICA, por sus siglas en inglés) anunció la detención del comercio en los cruces fronterizos de Doqarun y Mahirud, en el este del país persa, ante el avance del Talibán en el lado afgano de la frontera.

El pasado fin de semana, el Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán advirtió que las Fuerzas Armadas iraníes darán una respuesta “decisiva a cualquier movimiento que tenga la intención de crear inseguridad en Irán y las áreas circundantes”.

Irán ha dejado claro, una y otra vez, que el conflicto afgano no tiene una solución militar y expresado su disposición de brindar todo tipo de apoyo al proceso de diálogo que encamine al fin la crisis en curso en Afganistán.

ftm/ncl/hnb